Ir al contenido principal

Biografía


Escritor costarricense, nacido el 15 de enero de 1975 en la provincia de Alajuela. Graduado de filología española, con una maestría en literatura latinoamericana y egresado del doctorado en estudios culturales de la Universidad de Costa Rica, institución en la que también se ha desempeñado como profesor de comunicación y lenguaje, de teoría literaria, poesía, literatura comparada y escritura creativa. Asimismo, forma parte del Consejo Editorial de la revista Káñina, de la Escuela de Filología, Lingüística y Literatura de dicha universidad. Es catedrático de la Universidad Estatal a Distancia, donde también ejerció la docencia y desde el 2007 es editor de su editorial, la Euned. Integrante del consejo asesor del Colegio de Costa Rica, del Ministerio de Cultura y Juventud. Es colaborador regular de la prensa de su país, donde además ha sido jurado de los premios nacionales de literatura Aquileo J. Echeverría en varias ocasiones. Ha publicado el ensayo La herida oculta. Del amor y la poesía. Una lectura del poema “Carta de creencia”, de Octavio Paz (2009), la antología de poetas costarricenses Retratos de una generación imposible (2010) y los poemarios Las fábulas del olvido (2005), La multiple forma del delirio (2009) y La condena (2009). Su poemario más reciente, Nadie que esté feliz escribe, fue publicado en Santiago de Chile por Nadar Ediciones en el 2017 y tuvo una segunda edición en 2021. Asimismo, con motivo de 25 años de carrera literaria, Ediciones Perro Azul publicó en 2018 25 x 25. Poemas escogidos de un muchacho que sonríe: 2018-1993. Editó y tradujo La oscuridad intacta. Poemas escogidos, del destacado autor estadounidense Dana Gioia, que fue publicado en España por Pre-Textos. También, ha traducido a Leonard Cohen y a Mark Wunderlich, entre otros. Vive en su ciudad natal, con Elsa y César.

Fotografía: Esteban Chinchilla, 2013.

Entradas populares de este blog

El secreto: cómo publicar un libro de poesía

En días pasados compartí un artículo en el grupo Directorio de Escritores Costarricenses , en Facebook. Lo he traducido con el fin de que los pasos por seguir en el ambiente literario en cuanto a publicación se refiere sean analizados por los poetas jóvenes. He adaptado algunos elementos al contexto costarricense y he complementado el texto con varias notas. No es una guía exhaustiva, pero toca aspectos sumamente relevantes, a los cuales se les debe prestar atención. Sirve para poesía como para cuento, y en general puede ayudar también a los novelistas. Cómo publicar un libro de poesía (1) Me llegan muchas consultas acerca de cómo publicar un libro de poesía. Primero, no muchos editores lo hacen (publicar poesía.) Financieramente no es prudente. Así que como poeta, pensá por un minuto desde el punto de vista del editor. Vos no tenés oportunidad de publicar un libro de poesía a menos que tengás un nombre como poeta, o que seás un escritor reconocido que además escribe

The Beatles IV: "A Day in the Life"

Contrario a la introducción del programa Los cuatro grandes ,  de Súper Radio, en los 102. 3, del FM estéreo, hace cuarenta años terminó la historia . Así es, y el próximo sábado 10 de abril se conmemoran los cuarenta años de la disolución de The Beatles, el mejor grupo musical anglosajón del siglo XX . Por eso, hoy queremos continuar nuestro recorrido por su catálogo , y nada más y nada menos que con la que muchos consideran su mejor canción: “A Day in the Life”. Un tema genial, único, clásico desde todo punto de vista (lírico, musical, técnico, de producción, etc.), una verdadera obra maestra de la música popular contemporánea, que rompió esquemas y terminó de poner a todo mundo en guardia, porque ¿qué más se podía hacer después de esto? El cierre perfecto para el álbum más importante de la era del rock : el Sargento Pimienta . Ficha técnica Título: “A Day in the Life” (canción) Duración: 5´ 08 s (indefinidamente) Fechas de grabación: 19 y 22 de enero, y 3 y 10 de febrer

Un poema de Louise Glück

Un mito sobre la devoción Cuando Hades se enamoró de esta muchacha, le construyó un duplicado de la tierra. Todo igual, hasta un prado, pero con una cama. Todo igual, incluso el sol, porque sería difícil para una joven ir de la luz a la completa oscuridad. Paso a paso, pensó, le ofrecería la noche, primero como sombras de hojas agitadas. Luego la luna, las estrellas. Después ninguna. Que Perséfone se acostumbre poco a poco. Al final, pensó, se sentirá a gusto. Una réplica de la tierra, excepto que en esta había amor. ¿No todos quieren amor? Esperó muchos años, construyendo un mundo, observando a Perséfone en el prado. Perséfone, la que olfatea y prueba, si tenés un apetito, pensó, los tenés todos. ¿No quiere todo mundo sentir en la noche el cuerpo amado —estrella polar, brújula—, escuchar el suave aliento que dice “estoy vivo”, que también significa que estás vivo, porque me oís y estás aquí conmigo. Y cuando uno se