Ir al contenido principal

Un poema de Louise Glück


Un mito sobre la devoción

Cuando Hades se enamoró de esta muchacha,
le construyó un duplicado de la tierra.
Todo igual, hasta un prado,
pero con una cama.

Todo igual, incluso el sol,
porque sería difícil para una joven
ir de la luz a la completa oscuridad.

Paso a paso, pensó, le ofrecería la noche,
primero como sombras de hojas agitadas.
Luego la luna, las estrellas. Después ninguna.
Que Perséfone se acostumbre poco a poco.
Al final, pensó, se sentirá a gusto.

Una réplica de la tierra,
excepto que en esta había amor.
¿No todos quieren amor?

Esperó muchos años,
construyendo un mundo, observando
a Perséfone en el prado.
Perséfone, la que olfatea y prueba,
si tenés un apetito, pensó,
los tenés todos.

¿No quiere todo mundo sentir en la noche
el cuerpo amado —estrella polar, brújula—,
escuchar el suave aliento que dice
“estoy vivo”, que también significa
que estás vivo, porque me oís
y estás aquí conmigo. Y cuando uno se da vuelta
el otro también se da vuelta?

Eso fue lo que sintió el señor de la oscuridad,
viendo el mundo que había
construido para Perséfone. Jamás se le ocurrió
que aquí no habría nada para olfatear;
sin duda, tampoco para comer.

¿Culpa? ¿Espanto? ¿Miedo al amor?
No podía imaginar estas cosas.
Ningún enamorado las imagina.

Él soñaba; se preguntaba cómo nombrar este lugar.
Primero pensó: El Nuevo Infierno. Luego: El Jardín.
Por último, decidió llamarlo
La Infancia de Perséfone.

Una suave luz se eleva sobre el prado,
tras la cama. Él la toma en sus brazos.
Quiere decirle “Te amo. Nada puede herirte”,

pero cree que
es una mentira, entonces al final le dice:
“Estás muerta. Nada puede herirte”,
que a él le parece
un comienzo más prometedor, más verdadero.

Traducción: Gustavo Solórzano-Alfaro, 2019
Aquí el original

Louise Glück, 'A Myth of Devotion', en Averno,
New York: Farrar, Straus and Giroux, 2006.


Louise Glück (New York, 1943) es una de las escritoras más importantes en lengua inglesa. Ha recibido múltiples premios y reconocimientos, como el National Book Award (2014) o la Gold Medal for Poetry, de la American Academy of Arts and Letters. Ha publicado más de doce volúmenes de poesía, entre los que podemos citar Ararat (1990), Averno (2006) y Poems: 1966-2012 (2013). Actualmente, es la escritora residente de la universidad de Yale.

Más sobre esta autora

Más poetas en esta casa

Comentarios

Entradas populares de este blog

El secreto: cómo publicar un libro de poesía

En días pasados compartí un artículo en el grupo Directorio de Escritores Costarricenses, en Facebook. Lo he traducido con el fin de que los pasos por seguir en el ambiente literario en cuanto a publicación se refiere sean analizados por los poetas jóvenes. He adaptado algunos elementos al contexto costarricense y he complementado el texto con varias notas. No es una guía exhaustiva, pero toca aspectos sumamente relevantes, a los cuales se les debe prestar atención. Sirve para poesía como para cuento, y en general puede ayudar también a los novelistas.

Cómo publicar un libro de poesía(1)
Me llegan muchas consultas acerca de cómo publicar un libro de poesía. Primero, no muchos editores lo hacen (publicar poesía.) Financieramente no es prudente. Así que como poeta, pensá por un minuto desde el punto de vista del editor.
Vos no tenés oportunidad de publicar un libro de poesía a menos que tengás un nombre como poeta, o que seás un escritor reconocido que además escribe poesía. O que seás un …

Queen: "Bohemian Rhapsody"

Dos años y medio. 200 entradas. Para celebrar: “Rapsodia bohemia”, de Queen.

Tres notas introductorias

1. En una ocasión, Roger Waters afirmó que probablemente los dos únicos escritores y compositores que estaban por encima suyo eran John Lennon y Freddy Mercury. Uno más, uno menos, concuerdo de alguna forma con él. Esto se hace evidente si además me atrevo a señalar que las mejores canciones de la historia de la música popular anglosajona sean, en este orden, “A Day in the Life”, “Bohemian Rhapsody”, “Shine on You Crazy Diamond” y “Stairway to Heaven” (la lista sigue, claro).

2. "Rapsodia bohemia" es definitivamente un tema excelente y una grabación pionera, innovadora. No solo lleva a nuevos territorios la estructura múltiple en la canción popular, sino que grabar tal visión (especialmente las voces) requería llevar al extremo las posibilidades que un estudio de mediados de los años setenta ofrecía.

3.    Queen ha sido catalogado usualmente como parte del movimiento glam-…

Dos poemas de Rafael Rubio

El arte de la elegía    
Todo consiste en llegar al justo término y después, dar a luz la voz: dejar que se complete la muerte. Nadie va
a lamentar una metáfora imprecisa ni un epíteto infeliz, cuando la muerte está viva en el poema.                                     Todo estriba en simular que nos duele la muerte. Sólo eso: hacer creer que nos aterra
morir o ver la muerte. Imprescindible elegir una víctima que haga las veces de un destinatario: el padre
o el abuelo o el que fuere, con tal que su muerte haya sido lo bastante ejemplarizadora como para
justificar una ira sin nombre. Impostarás la voz hasta que se confunda con el ciego bramido de una bestia. Así
infundirás piedad en tu lector. Recomendable el terceto pareado si se quiere seguir la tradición del abandono, leerás
la elegía de Hernández a Ramón Sijé o la que en don Francisco de Quevedo, maestro en el arte de la infamia versificada
inmortalizara a fulano de tal.                                              Debe ser virtuoso el uso del encabalg…