Ir al contenido principal

Tres versiones de una canción de amor



El tema es clásico: dos almas unidas como una sola. Miles de poemas y canciones se han escrito alrededor de esta añoranza. “Liebes-Llied” (“Canción de amor”), de Rainer Maria Rilke, es uno de tantos. El poema aparece en la segunda parte de Das Buch der Bilder (El libro de las imágenes, 1902-1906).

Liebes-Lied
(Rainer Maria Rilke)

Wie soll ich meine Seele halten, daß
sie nicht an deine rührt? Wie soll ich sie
hinheben über dich zu andern Dingen?
Ach gerne möcht ich sie bei irgendwas
Verlorenem im Dunkel unterbringen
an einer fremden stillen Stelle, die
nicht weiterschwingt, wenn deine Tiefen schwingen.
Doch alles, was uns anrührt, dich und mich,
nimmt uns zusammen wie ein Bogenstrich,
der aus zwei Saiten eine Stimme zieht.
Auf welches Instrument sind wir gespannt?
Und welcher Geiger hat uns in der Hand?
O süßes Lied.

En su libro The Gods of Winter (1991), el poeta estadounidense Dana Gioia ensaya una versión al inglés. De su texto, lo más interesante es el cambio en el final. En el poema original, el hablante se pregunta por el músico que interpreta esa canción donde las dos almas de los amantes resuenan juntas, y cierra enfáticamente con un “O süßes Lied” (“Oh, dulce canción”). En su versión, Gioia introduce tres variantes: a) los amantes no están en las manos de un músico, sino que son ellos quienes cantan, b) aparece un elemento discordante: el canto es interrumpido y c) suprime el verso final.

The Song
(Dana Gioia)

How shall I hold my soul that it
does not tocuh yours? How shall I lift
it over you to other things?
if it would only sink below
into the dark like some lost thing
or slumber
in some quiet place
wich did not echo your soft heart’s beat.
but all that ever touched us —you and me—
touched us together
                                  like a bow
that from two strings could darw one voice.
On what instrument were we strung?
And to what player did we sing
our inrrupted song?

Por último, adjunto mi versión al español del texto de Gioa, en la que he me he permitido  mantener los elementos de la rima del original y de la versión al inglés.

El canto
(Gustavo Solórzano-Alfaro)

¿Cómo contener mi alma
para que no toque la tuya? ¿Cómo elevarla
por encima de ti y hacia otras cosas llevarla?
Si tan solo pudiera ocultarla
bajo la oscuridad como algo perdido
o se durmiera en un lugar tranquilo
que no hiciera eco del suave latir de tu corazón.
Pero todo lo que nos ha tocado —a ti y a mí—
nos ha zurcido con el mismo hilo.
                                                         Como un arco de violín
que de dos cuerdas pudiera extraer un solo sonido.
¿En qué instrumento fuimos tensados?
¿A cuál músico hemos entonado
nuestro canto interrumpido?

Comentarios

Entradas populares de este blog

El secreto: cómo publicar un libro de poesía

En días pasados compartí un artículo en el grupo Directorio de Escritores Costarricenses , en Facebook. Lo he traducido con el fin de que los pasos por seguir en el ambiente literario en cuanto a publicación se refiere sean analizados por los poetas jóvenes. He adaptado algunos elementos al contexto costarricense y he complementado el texto con varias notas. No es una guía exhaustiva, pero toca aspectos sumamente relevantes, a los cuales se les debe prestar atención. Sirve para poesía como para cuento, y en general puede ayudar también a los novelistas. Cómo publicar un libro de poesía (1) Me llegan muchas consultas acerca de cómo publicar un libro de poesía. Primero, no muchos editores lo hacen (publicar poesía.) Financieramente no es prudente. Así que como poeta, pensá por un minuto desde el punto de vista del editor. Vos no tenés oportunidad de publicar un libro de poesía a menos que tengás un nombre como poeta, o que seás un escritor reconocido que además escribe

Un poema de Louise Glück

Un mito sobre la devoción Cuando Hades se enamoró de esta muchacha, le construyó un duplicado de la tierra. Todo igual, hasta un prado, pero con una cama. Todo igual, incluso el sol, porque sería difícil para una joven ir de la luz a la completa oscuridad. Paso a paso, pensó, le ofrecería la noche, primero como sombras de hojas agitadas. Luego la luna, las estrellas. Después ninguna. Que Perséfone se acostumbre poco a poco. Al final, pensó, se sentirá a gusto. Una réplica de la tierra, excepto que en esta había amor. ¿No todos quieren amor? Esperó muchos años, construyendo un mundo, observando a Perséfone en el prado. Perséfone, la que olfatea y prueba, si tenés un apetito, pensó, los tenés todos. ¿No quiere todo mundo sentir en la noche el cuerpo amado —estrella polar, brújula—, escuchar el suave aliento que dice “estoy vivo”, que también significa que estás vivo, porque me oís y estás aquí conmigo. Y cuando uno se

The Beatles IV: "A Day in the Life"

Contrario a la introducción del programa Los cuatro grandes ,  de Súper Radio, en los 102. 3, del FM estéreo, hace cuarenta años terminó la historia . Así es, y el próximo sábado 10 de abril se conmemoran los cuarenta años de la disolución de The Beatles, el mejor grupo musical anglosajón del siglo XX . Por eso, hoy queremos continuar nuestro recorrido por su catálogo , y nada más y nada menos que con la que muchos consideran su mejor canción: “A Day in the Life”. Un tema genial, único, clásico desde todo punto de vista (lírico, musical, técnico, de producción, etc.), una verdadera obra maestra de la música popular contemporánea, que rompió esquemas y terminó de poner a todo mundo en guardia, porque ¿qué más se podía hacer después de esto? El cierre perfecto para el álbum más importante de la era del rock : el Sargento Pimienta . Ficha técnica Título: “A Day in the Life” (canción) Duración: 5´ 08 s (indefinidamente) Fechas de grabación: 19 y 22 de enero, y 3 y 10 de febrer