Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Un acercamiento a un poema de “Nadie que esté feliz escribe”

En próximos meses, Nadar Ediciones, de Santiago de Chile, estará publicando mi más reciente poemario, Nadie que esté feliz escribe, el cual contiene el texto “Avispas eusociales (FamiliaVespidae)”. El escritor Crístopher Montero me ha sorprendido gratamente con su generosidad, pues ha realizado un análisis de dicho poema. Antes de pasar al artículo, comparto el texto de forma íntegra:
Avispas eusociales (Familia Vespidae)
Sonrío al agua. Soy la flor ciega: un cuerpo arrojado contra el frío y sin alas.
Pasé toda la mañana dando escobazos a unas avispas que insistían en hacer un panal en un alero de mi casa. Tirado en un sillón las veía regresar y regresar. Buscaban un hogar antiguo. Sus antepasados habían vivido aquí pero también destruí aquella casa.
Me cuenta Elsa que ayer estuvo en las mismas, y que averiguó que es común que las avispas busquen lugares conocidos. Mientras recordaba esto, se habían sumado decenas de avispas al enjambre. No supe si perdía mi tiempo y se los hacía perder a ellas o tan solo act…

¿Por qué nos duele Marwan?

Desde el 2010, se ha generado en España todo un boom poético. Se trata de jóvenes poetas, muchas veces cantantes, vinculados con el uso activo de redes sociales. En poco tiempo, se han convertido en best-sellers. La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, autoeditado por Marwan, para muchos el principal exponente de esta movida, ha vendido más de 30 mil ejemplares.
El fenómeno ha sido ampliamente documentado por los medios y denostado por los escritores reconocidos, como Cercas o Bonilla (y muchos blogueros “serios”). Aparte de Marwan, otros nombres que suenan con gran suceso son Defreds, Irene X o Elvira Sastre. (Sobre la onomástica, se cuestiona que sean nombres “tan poco hispánicos”. Todo un tema de nacionalismo por analizar.)
Ahora, en términos generales, el sector literario más tradicional hace eco de las quejas: se trata de poesía ingenua, cursi, sentimentaloide, adolescente, etcétera. Se ve el fenómeno como una decadencia de la poesía.
Yo, particularmente, no veo ninguna decade…