Ir al contenido principal

El "Buensalvaje" llega a Costa Rica


Por alguna razón ajena a la pragmática y a los avatares económicos, a Alberto Calvo se le ocurrió que editar una revista literaria, imprimirla y regalarla era una buena idea. En la finta se fueron Diego Jiménez y Mónica Morales. María Zúñiga y Andrés Sánchez también se apuntaron. Así, la revista Buensalvaje, revista peruana fundada por Dante Trujillo, llegó en su versión para Costa Rica. Y es buena, y es salvaje.

El primer número con Luis Chaves en portada, viene cargado con material diverso, de Charles Simic, César Vallejo, Andrés Neuman, Guillermo Barquero, Eduardo Halfon, Guillermo Martínez y Juan Tallón, así como reseñas de varios libros.


Notas en la prensa sobre Buensalvaje







Puntos de distribución

Libros Duluoz, Barrio Amón. Tel.: 2256-0414.
Alianza Francesa, Barrio Amón. Tel.: 2222-2283.
Librería Central, Barrio Amón. Tel.: 2222-0505.
Librería El Erial, Paseo de Los Estudiantes. Tel.: 2222-8097.
Restaurante Árbol de Seda, Barrio Escalante. Tel.: 2281-0513.
afé Kracovia, San Pedro. Tel.: 2253-9093.
Librería Universitaria, San Pedro. Tel.: 2511-5858.
Librería Andante, San Pedro. Tel.: 8871-8534.
Restaurante El Búho Vegetariano, San Pedro. Tel.: 2224-6293.
Café del Teatro Espressivo, Curridabat. Tel.: 2277-7373.


Y bueno, en la sección de reseñas de la revisa me encargaron una sobre la Antología de Spoon River, asi que aprovecho, me abuso y se las dejo por aquí.


Antología de Spoon River: pueblo pequeño, infierno grande

Gustavo Solórzano-Alfaro

Spoon River es un pueblo fantasma, y la antología imaginada por Masters es su mito fundante. Escrita con la fuerza de la épica, el dramatismo de la tragedia y la introspección del lirismo, la Antología de Spoon River es una obra excepcional, solo equiparable al Ulises de Joyce, por su alta factura, por su profunda visión de la existencia y por su aguda capacidad de observación de los fenómenos sociales.

El texto, escrito en verso libre (con alguna rima ocasional) está estructurado en tres partes: “Antología de Spoon River”, “La Spooniada” y “Epílogo”. La primera parte –la principal y la más extensa– se compone de 244 poemas. Inicia con “La colina”, introducción en la que el hablante lírico se pregunta por el paradero de todos los habitantes del pueblo, para recibir como respuesta un “Duermen, están durmiendo todos en la colina”. Seguidamente, tenemos los poemas de otros tantos personajes, la suma de todas las voces del lugar, reunidas en un cementerio, que nos hablan a través de sus tumbas, de sus epitafios.

El tono directo de los relatos de cada personaje –junto con el poema inicial–, más el fragmento épico de “La Spooniada” y el “Epílogo” –escrito en estilo dramático–, constituyen un fresco fabuloso, en el que se conjugan las desgracias, las alegrías, los chismes, los secretos, el dolor: la prosa de la vida cotidiana con las más altas cuotas de imaginación. El libro ahonda en las contradicciones de los ideales del pueblo estadounidense, en el precio de sus triunfos y en sus pequeñas derrotas. Los poemas pertenecen a voces del más allá que vienen para hacer un ajuste de cuentas. Hombres, mujeres, marginados, banqueros, borrachos, despechados, proscritos, jóvenes y prostitutas, entre muchos otros caracteres, nos relatan los pormenores de su vida. Así, a través de cada monólogo, se teje la historia de una comunidad que es metonimia y metáfora del mundo.

Si fuera cierto que el único absoluto es la muerte, este libro es la prueba. La muerte, que todo lo equipara, es el hilo conductor del viaje fundacional de un pueblo que yace en el corazón de los Estados Unidos profundos y es su recreación y representación más fiel, irónica y desgarrada.

E.L. Masters, Antología de Spoon River [versión completa, edición bilingüe] (trad. pról. y notas: J. Priede), Madrid: Bartleby Editores, 2012, 376 pp. [Tomada de Spoon River Anthology, Chicago: University of Illinois Press, 1922. Edición original, 1915.]

Comentarios

Entradas populares de este blog

El secreto: cómo publicar un libro de poesía

En días pasados compartí un artículo en el grupo Directorio de Escritores Costarricenses, en Facebook. Lo he traducido con el fin de que los pasos por seguir en el ambiente literario en cuanto a publicación se refiere sean analizados por los poetas jóvenes. He adaptado algunos elementos al contexto costarricense y he complementado el texto con varias notas. No es una guía exhaustiva, pero toca aspectos sumamente relevantes, a los cuales se les debe prestar atención. Sirve para poesía como para cuento, y en general puede ayudar también a los novelistas.

Cómo publicar un libro de poesía(1)
Me llegan muchas consultas acerca de cómo publicar un libro de poesía. Primero, no muchos editores lo hacen (publicar poesía.) Financieramente no es prudente. Así que como poeta, pensá por un minuto desde el punto de vista del editor.
Vos no tenés oportunidad de publicar un libro de poesía a menos que tengás un nombre como poeta, o que seás un escritor reconocido que además escribe poesía. O que seás un …

Queen: "Bohemian Rhapsody"

Dos años y medio. 200 entradas. Para celebrar: “Rapsodia bohemia”, de Queen.

Tres notas introductorias

1. En una ocasión, Roger Waters afirmó que probablemente los dos únicos escritores y compositores que estaban por encima suyo eran John Lennon y Freddy Mercury. Uno más, uno menos, concuerdo de alguna forma con él. Esto se hace evidente si además me atrevo a señalar que las mejores canciones de la historia de la música popular anglosajona sean, en este orden, “A Day in the Life”, “Bohemian Rhapsody”, “Shine on You Crazy Diamond” y “Stairway to Heaven” (la lista sigue, claro).

2. "Rapsodia bohemia" es definitivamente un tema excelente y una grabación pionera, innovadora. No solo lleva a nuevos territorios la estructura múltiple en la canción popular, sino que grabar tal visión (especialmente las voces) requería llevar al extremo las posibilidades que un estudio de mediados de los años setenta ofrecía.

3.    Queen ha sido catalogado usualmente como parte del movimiento glam-…

Dos poemas de Rafael Rubio

El arte de la elegía    
Todo consiste en llegar al justo término y después, dar a luz la voz: dejar que se complete la muerte. Nadie va
a lamentar una metáfora imprecisa ni un epíteto infeliz, cuando la muerte está viva en el poema.                                     Todo estriba en simular que nos duele la muerte. Sólo eso: hacer creer que nos aterra
morir o ver la muerte. Imprescindible elegir una víctima que haga las veces de un destinatario: el padre
o el abuelo o el que fuere, con tal que su muerte haya sido lo bastante ejemplarizadora como para
justificar una ira sin nombre. Impostarás la voz hasta que se confunda con el ciego bramido de una bestia. Así
infundirás piedad en tu lector. Recomendable el terceto pareado si se quiere seguir la tradición del abandono, leerás
la elegía de Hernández a Ramón Sijé o la que en don Francisco de Quevedo, maestro en el arte de la infamia versificada
inmortalizara a fulano de tal.                                              Debe ser virtuoso el uso del encabalg…