Ir al contenido principal

Las Malas Juntas, porque hasta los paranoicos tienen enemigos

Desde Buenos Aires, pasando por Mérida y Alajuela, hasta New York o viceversa llega Las Malas Juntas, una revista literaria donde la necesidad tiene cara de perro, el culpable siempre es uno y no hay remedio alguno para la soledad… pero sí buenos deseos y premios instantáneos. Y porque un viernes 13 no puede traer nada significativo hoy arranca este proyecto. Visiten bajo su propio riesgo. Se aceptan devoluciones.

Presentación

Las malas juntas: la expresión parece una categoría aristotélica que se le hubiera escapado a Aristóteles, lo que sin embargo no la vuelve platónica, porque también se le escapó a Platón. No sabemos qué lugar podría ocupar ese sintagma en la República, pero se nos ocurre que en la Poética debería estar justo después de esta sentencia: “De tal modo, los hechos y el argumento son el fin de la tragedia, y el fin es lo más importante, sin duda” (1450a). La frase perdida debería leerse así: “No obstante, cuando una abuela sugiera que las personas con quienes nos agrupamos se definen como malas juntas, debe saberse que en tal reparo el mito se presenta como hecho; por eso hacerle caso a todo consejo de ruptura es más bien el comienzo de la tragedia”. Nosotros imaginamos por un instante lo que hubiera podido ser la separación de Carolina Lozada, Víctor Azuaje, Luis Moreno Villamediana, Gustavo Solórzano-Alfaro y Gustavo Valle, y el cuadro resultante fue doloroso e ingrato. Por eso decidimos hacer de un posible consejo de ruptura un consejo editorial.

Comentarios

Germán Hernández ha dicho que…
Me gusta, y pensar que para hacer viable un proyecto así se necesitaban miles de dólares hace apenas quince años...

Ahora viene lo difícil, hacerlo sustentable... y eso depende también del entusiasmo y buena voluntad de los colaboradores y lectores...

Éxitos y pronto mandaré una notita a consideración de los administradores

Saludos!!!

Entradas populares de este blog

Paisaje de la multitud que vomita

¿Algún conocido? Poeta en Nueva York , escrito entre 1929 y 1930, durante la estancia de Lorca en la ciudad que da título al poemario, y publicado por primera vez en 1940, es uno de esos libros imprescindibles. Cuando lo descubrí, junto con algunos amigos, fue como si hubiese descubierto el santo grial de la poesía. El libro fue leído, releído, imitado burdamente, vuelto a leer, estudiado y analizado. Ha pasado mucho tiempo desde esos regodeos adolescentes, pero sigue siendo para mí una obra fundamental, reveladora, única; de una fuerza avasalladora, de una creatividad desatada. Más allá del surrealismo, más allá del estilo lorquiano, representa para mí mucho de lo que considero es, o debe ser, la poesía. Cada vez que iniciaba un curso con estudiantes de secundaria, les leía “Paisaje de la multitud que vomita”. ¿Qué mejor forma de decirles: “Señores y señoras, la poesía no es lo que ustedes imaginaban”? El solo título, y la mujer gorda en la primera imagen, bastaban para que abri

The Beatles IV: "A Day in the Life"

Contrario a la introducción del programa Los cuatro grandes ,  de Súper Radio, en los 102. 3, del FM estéreo, hace cuarenta años terminó la historia . Así es, y el próximo sábado 10 de abril se conmemoran los cuarenta años de la disolución de The Beatles, el mejor grupo musical anglosajón del siglo XX . Por eso, hoy queremos continuar nuestro recorrido por su catálogo , y nada más y nada menos que con la que muchos consideran su mejor canción: “A Day in the Life”. Un tema genial, único, clásico desde todo punto de vista (lírico, musical, técnico, de producción, etc.), una verdadera obra maestra de la música popular contemporánea, que rompió esquemas y terminó de poner a todo mundo en guardia, porque ¿qué más se podía hacer después de esto? El cierre perfecto para el álbum más importante de la era del rock : el Sargento Pimienta . Ficha técnica Título: “A Day in the Life” (canción) Duración: 5´ 08 s (indefinidamente) Fechas de grabación: 19 y 22 de enero, y 3 y 10 de febrer

Novela III: Bar Roma, de Marco Retana

(Marco Retana, Bar Roma , San José: EUNED, 2008, 168 pp.) Palimpsesto urbano Un acercamiento a la novela Bar Roma de Marco Retana ...los temas recurrentes son la pobreza, el fracaso, la vida que no resuelve nada, la nostalgia, el transcurrir monótono de la existencia, las ilusiones perdidas, lo que no cambió jamás, lo nunca vivido, las briznas de la experiencia, los lugares que –como lo hombres que los poblaron– se deshacen. Myriam Bustos Arratia* Preludio Marco Retana fue un autor bastante austero, si es que esto se puede decir en literatura, pues en vida solamente publicó tres libros; y más aún, los publicó entre los 35 y los 44 años de edad. En los años siguientes no se publicaría ningún otro trabajo suyo. En 1997, Myriam Bustos hacía hincapié en este “silencio” como un posible período de gestación de una novela. Vaticinio o no, once años después se cumple. Retana dejó inéditos dos libros de poesía y una novela. Uno de los poemarios ya ha sido publicado y ahora tenemos la op