Ir al contenido principal

Todavía no está oscuro...


La otra noche vi la entrega de los premios Grammy porque supe que Bob Dylan haría una presentación. Junto a un par de grupos que tocaron previamente (y que evidencian su huella ), Bob interpretó “Maggie´s Farm”.

Mientras tanto, yo me preguntaba cuántas personas reconocieron de cuál canción se trataba. Al verlo ahí, pensaba que ese no era su lugar, que nada hacía a la par de Justin Bieber, Usher o Lady Gaga; pensaba que seguramente al público le pareció intrascendente su aparición. Y bueno, quizá sí lo fue. Nada especial, sin fuegos artificiales…

Pero Bob Dylan es un monstruo. Su música pertenece a otro universo, un universo paralelo donde cada noche cambia la melodía y la letra. Hacia 1997 regresaba para ofrecernos hasta hoy cinco álbumes de estudio, tres de ellos soberbios, donde su voz se escucha apacible, hasta delicada. El primero de ellos, Time Out of Mind, contenía “Not Dark Yet”, una especie de testamento en tono crepuscular...

Todavía no está oscuro

Surgen las sombras y he estado aquí el día entero.
Hace mucho calor para dormir y el tiempo se está agotando.
Siento como si mi alma se hubiese convertido en acero.
Aún tengo las heridas que el sol no pudo curar.
Ni siquiera hay espacio suficiente en ningún lugar.
Todavía no está oscuro, pero pronto lo estará.

Mi sentido de humanidad se ha ido por el escusado.
Detrás de todo objeto hermoso yace algún tipo de dolor.
Ella me escribió una carta y lo hizo delicadamente.
Puso por escrito lo que estaba pensando.
Ni siquiera veo por qué razón debería importarme.
Todavía no está oscuro, pero pronto lo estará.

He estado en Londres y en la alegre París.
Seguí un río y llegué hasta el mar.
Estuve en el fondo de un mundo repleto de mentiras.
No estoy buscando nada en los ojos de nadie.
A veces mi carga parece pesar más de lo que puedo soportar.
Todavía no está oscuro, pero pronto lo estará.

Aquí nací y aquí moriré contra mi voluntad.
Sé que pareciera que me estoy moviendo, pero estoy quieto.
Cada nervio de mi cuerpo está sin uso y entumecido.
Ni siquiera recuerdo de qué venía huyendo cuando llegué.
Apenas si escucho el murmullo de una plegaria.
Todavía no está oscuro, pero pronto lo estará.

Traducción: Gustavo Solórzano-Alfaro, 2010.

Comentarios

Pelele ha dicho que…
Uff, Dylan es total. Aquí está mi versión de esta pieza, más afectada y menos fiel que la tuya:

LANOCHE AUN NO LLEGA

Las sombras se extienden, el día ha sido largo,
el tiempo huye sin rastro -pereza y letargo-.
Mi alma de hierro pesa en su rincón,
aún conservo una herida que el sol no secó…
se achica el espacio para respirar:
la noche aún no llega, pero va a llegar.

Mi virtud más humana en los dientes se muele,
detrás de lo bello habita lo que duele.
Ella ha escrito unos versos, pausada y serena
pasó a blanco y negro la indulgencia y la pena…
no veo porqué me habría de importar;
la noche aún no llega, pero va a llegar.

De ciudad en ciudades, de altar en altares,
siguiendo los ríos me he visto en los mares.
El mundo es un hijo que aborta a sus padres,
ya no busco nada en los ojos de nadie…
a veces no aguanto lo que me es dado cargar;
la noche aún no llega, pero va a llegar.

Cada nervio un vacío, cada mano un revés,
ya no recuerdo de quién huía cuando llegué.
Aquí vi la luz, aquí alimento mis buitres,
aunque el corazón aún bombea, bombea salitre…
ni siquiera oigo el siseo del que viene a rezar;
la noche aún no llega, pero va a llegar.
FRANK RUFFINO ha dicho que…
Lindas palabras, buena traducción.

Abrazos,
Frank.
Óscar Fernández ha dicho que…
La mejor presentación de los Grammys
Asterión ha dicho que…
Pelele: así es. Ni tan afectada, pero me gusta mucho eso de menos fiel. Así debe ser. No es excusa, pero esta mía la hice rápidamente y la aproveché para este entrada. Me gustó el imaginario que usás, especialmente la solución de la última estrofa.

¿La tuya la pensaste rimada desde el principio? Sería uinteresante además hacerla medida, quizá eso ayude a que la rima no suene algo forzada a ratos.

Frank: gracias.

Óscar: quizá fue así.

Saludos a los tres y gracias por pasar
Pelele ha dicho que…
En principio los versos son de trece sílabas, pero varios no "entraron" jajaja. A mí también me gusta la última estrofa, aunque se pierde este verso "I know it looks like I'm moving, but I'm standing still" que creo es uno de los mejores de la canción.

Gracias
saludos
Asterión ha dicho que…
Pelele: sí, empecé notando que eran de trece, pero luego no, entonces pensé que había sido un poco casual. Ahora, ¿quizá lo de los buitres es algo evidente, no te parece?

¿Y cómo va el asunto con Tom Waits? ¿Te sirvieron de algo los posts?

Saludos
Pelele ha dicho que…
Tal vez sí, no?

Lo de Waits es una idea que va a fuego lento, vamos a ver.
Claro que me sirvieron. Lo que me gusta es esta figura romántica del swagman en la canción autraliana con esos códigos, digamos éticos y radicales que en general tiene el arquetipo del vagabundo. La soledad como precio que se paga por una particularísima libertad y bueno, la melancolía que gravita en torno a eso. Que está, por ejemplo, en "Pony" o en "Going out west" o en "cold water" o en esos otros personajes grotescos como "Eye-ball Kid" o "Table tap Joe". Me gustaría lograr algo con esa ética-estética. Ya veremos.
Asterión ha dicho que…
El tema resulta interesante, y bastante complejo, especialmente porque se hace necesario lograr alejarse del lugar común y lograr una nueva perspectiva, una relectura de ese "vagabundo".

Espero que me tengás al tanto de ese proyecto.

Saludos
Pelele ha dicho que…
Así será.
Saludos.
Asterión ha dicho que…
Pelele: avisados en entonces.

Alejandra: sí, monumental.

Saludos y gracias por pasar
Rolando Merayo ha dicho que…
Dylan ... el viejo Bob!! Muy buena Gustavo, me agrado mucho la traducción de Cohen que había leído hecha por vos...

un abrazo hermano !!
Asterión ha dicho que…
Rolando: este año cumple 70 y celebra 50 de carrera musical, desde la primera vez que tocó en New York.

Saludos y gracias por pasar

Entradas populares de este blog

El secreto: cómo publicar un libro de poesía

En días pasados compartí un artículo en el grupo Directorio de Escritores Costarricenses, en Facebook. Lo he traducido con el fin de que los pasos por seguir en el ambiente literario en cuanto a publicación se refiere sean analizados por los poetas jóvenes. He adaptado algunos elementos al contexto costarricense y he complementado el texto con varias notas. No es una guía exhaustiva, pero toca aspectos sumamente relevantes, a los cuales se les debe prestar atención. Sirve para poesía como para cuento, y en general puede ayudar también a los novelistas.

Cómo publicar un libro de poesía(1)
Me llegan muchas consultas acerca de cómo publicar un libro de poesía. Primero, no muchos editores lo hacen (publicar poesía.) Financieramente no es prudente. Así que como poeta, pensá por un minuto desde el punto de vista del editor.
Vos no tenés oportunidad de publicar un libro de poesía a menos que tengás un nombre como poeta, o que seás un escritor reconocido que además escribe poesía. O que seás un …

Queen: "Bohemian Rhapsody"

Dos años y medio. 200 entradas. Para celebrar: “Rapsodia bohemia”, de Queen.

Tres notas introductorias

1. En una ocasión, Roger Waters afirmó que probablemente los dos únicos escritores y compositores que estaban por encima suyo eran John Lennon y Freddy Mercury. Uno más, uno menos, concuerdo de alguna forma con él. Esto se hace evidente si además me atrevo a señalar que las mejores canciones de la historia de la música popular anglosajona sean, en este orden, “A Day in the Life”, “Bohemian Rhapsody”, “Shine on You Crazy Diamond” y “Stairway to Heaven” (la lista sigue, claro).

2. "Rapsodia bohemia" es definitivamente un tema excelente y una grabación pionera, innovadora. No solo lleva a nuevos territorios la estructura múltiple en la canción popular, sino que grabar tal visión (especialmente las voces) requería llevar al extremo las posibilidades que un estudio de mediados de los años setenta ofrecía.

3.    Queen ha sido catalogado usualmente como parte del movimiento glam-…

Dos poemas de Rafael Rubio

El arte de la elegía    
Todo consiste en llegar al justo término y después, dar a luz la voz: dejar que se complete la muerte. Nadie va
a lamentar una metáfora imprecisa ni un epíteto infeliz, cuando la muerte está viva en el poema.                                     Todo estriba en simular que nos duele la muerte. Sólo eso: hacer creer que nos aterra
morir o ver la muerte. Imprescindible elegir una víctima que haga las veces de un destinatario: el padre
o el abuelo o el que fuere, con tal que su muerte haya sido lo bastante ejemplarizadora como para
justificar una ira sin nombre. Impostarás la voz hasta que se confunda con el ciego bramido de una bestia. Así
infundirás piedad en tu lector. Recomendable el terceto pareado si se quiere seguir la tradición del abandono, leerás
la elegía de Hernández a Ramón Sijé o la que en don Francisco de Quevedo, maestro en el arte de la infamia versificada
inmortalizara a fulano de tal.                                              Debe ser virtuoso el uso del encabalg…