Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2009

Alexánder Obando: presentación y poema

Ayer miércoles 25 de febrero de 2009, en el Instituto México, a las 7: 00 p.m., el amigo y escritor Alexánder Obando presentó su más reciente trabajo literario: La gruta y el arcoiris. Antología de narrativa gay/lésbica costarricense.

En un ambiente de camaradería y celebración, como corresponde en estas actividades, la señora Mabel Morvillo, junto con la gerente de la Editorial Costa Rica (ECR), hicieron entrega oficial de la antología y se refirieron al libro en el contexto del 50 aniversario de la editorial. Posteriormente, el doctor Albino Chacón expuso las razones para considerar el trabajo de Alexánder como ¨importante¨, pues implica el inicio de un cambio en la percepción cultural costarricense. La presentación del doctor Chacón fue pertinente y acertada, y logró plantear una serie de inquietudes de manera inteligente.

De parte de quienes acompañamos a Álex, extiendo una felicitación por este trabajo y le auguro lo mejor.

Y aunque la antología sea de narrativa, quiero aprovechar …

In memóriam IV: Julio Cortázar

La sección “In memóriam” de este blog se ha caracterizado (debido a causas ajenas a nuestro control) por hacer homenajes de forma previa o posterior, pero nunca en la fecha exacta. Y bueno, para no fallar en dicha práctica, se me pasó la fecha de conmemoración de la muerte de uno de los grandes escritores hispanoamericanos: Julio Cortázar. En este caso, la oportuna entrada del amigo Marco me hizo notar mi falta. Entonces, a modo de conmemoración de los veinticinco años su muerte (12 de febrero de 1984), dejo el cuento que me abrió las puertas de su mundo, y de muchos otros mundos.
Continuidad de los parques
Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba h…

Alessandro Bavari

Como en otras artes, me inclino por el renacimiento o el barroco; sin embargo, gracias al blog de Lilya Nuratis, pude conocer a Alesaandro Bavari (Italia, 1963), fotógrafo, pintor y músico, cuyos universos son realmente fascinantes. Recomiendo visitar su página.


Detalles menores: una poética

Sobre esta imagen

Los poetas inmaduros imitan, los poetas maduros roban, los malos poetas desfiguran lo que toman, y los buenos poetas lo convierten en algo mejor, o al menos en algo diferente. El buen poeta integra su robo en un todo de sentimiento que es único, patentemente distinto de aquello de lo que fue arrancado; el mal poeta lo estampa en algo que no tiene cohesión. Un buen poeta tomará prestado generalmente de autores lejanos en el tiempo, o extranjeros en la lengua, o de intereses diversos.
T. S. Eliot

Cine V: Reseñas perezosas de los últimos meses

Al iniciar este 2009, quizá el único propósito que me planteé seriamente fue dedicar más tiempo y espacio en el blog para el cine. Así las cosas, empecé con una reseña sobre la última película de Coppola. En retrospectiva, me doy cuenta de que lo único que me animó a escribir sobre dicho filme fue el tema.

Un mes después, y un buen cúmulo de películas, han sido pocas las que me habrían podido motivar a escribir. Curiosamente, esas que me provocan, a la vez me representan un reto que por ahora he preferido evitar. No sé si sea realmente pereza o mera incapacidad. El asunto es que veo una película, con el ánimo de encontrar ya sea argumentos bien logrados o una realización excepcional, y nada. Buenas películas, puede ser, pero maravillosas, de esas que conmueven todas nuestras bases, casi ninguna.

Por tal motivo, he decidido hacer un breve repaso por algunas de ellas, con el ánimo de compartir y a lo mejor encontrar eco o disidencia en ustedes, mis amables y deferentes lectores. La lista …

Fijeza de los trenes*

Hazme humano, oh noche, hazme fraterno y solícito.
Sólo humanitariamente es posible vivir.
Sólo amando a los hombres, a la acción,
a la trivialidad del trabajo.
Solo así -¡ay de mí!-, sólo así es posible vivir.
Sólo así, oh noche, ¡y yo nunca podré ser así!


Álvaro de Campos
“Apuntes”

I**

Me vengo fijando desde hace mucho.
Doy vueltas,
acaricio cada contorno de piedra y sal,
y yo me fijo y no hay nada.
Nada que pueda hacerme sentir de otra manera.
De otra forma menos ligera y tranquila.
¿Te has fijado?
Mira cómo puedo quedarme:
fijo en un punto,
en un punto sin salidas ni senderos,
sin otra aspiración que quedarme sentado,
esperando,
hastiado de mí mismo,
como una estatua, un lecho,
un árbol sin ramas ni raíz.
La fijación se me vuelve una angustia
y la angustia una apatía
y la apatía empieza a enojar mis manos
y mis manos también se quedan mudas,
fijas y absortas,
moderadas y abiertas.
Deambulo por estas calles
con los pitos de los carros
queriendo fijarse
en mis oídos.
Y me quedo fijo de nuevo:
fijación siempre.
La fija…

Octavio Paz al rescate

Cada vez que intento comprender el medio literario actual. Cada vez que intento aceptar que hay diversas formas de escribir poesía. Cada vez que pretendo hacerme creer que existe la “poesía contemporánea”, vuelvo a Octavio Paz, fuente inagotable, pensador siempre fresco, con esa particular forma de hablarnos del fenómeno poético... y me salvo de todas esas tentaciones.

Aquí, algunas de sus ideas, en formato “Paz para dummies”:

En perpetuo cambio, la poesía no avanza.

La poesía es nuestro único recurso contra el tiempo rectilíneo –contra el progreso.

La moral del escritor no está en sus temas ni en sus propósitos, sino en su conducta frente al lenguaje.

En poesía la técnica se llama moral: no es una manipulación sino una pasión y un ascetismo.

El verdadero poeta habla con los otros al hablar consigo mismo.

Abierto o cerrado, el poema exige la abolición del poeta que lo escribe y el nacimiento del poeta que lo lee.

La poesía es lucha perpetua contra la significación (...) Un lenguaje más allá d…

Novela IV: Mr. Vértigo, de Paul Auster

Paul Auster, Mr. Vértigo (5ª ed. en “Compactos”), Barcelona: Editorial Anagrama S. A., 2007, 288 pp.
–Tú no sabes nada –dijo el maestro Yehudi–. No sabes nada porque no eres nada. Si no te he enseñado a volar antes de que cumplas los trece años, puedes cortarme la cabeza con un hacha. (p. 10).
La fábula de un ser humano que aprende a volar probablemente es bastante antigua; sin embargo, una de las pocas que realmente conozco y me han impactado, es el relato “Sennin”, de Ryuonosuke Agutagawa, aparecido en la Antología de literatura fantástica (España: Editorial Sudamericana, 1998), compilada por Borges, Bioy Casares y Ocampo. En dicho relato, un hombre está convencido de que es posible, entre otras habilidades aparentemente vedadas a los humanos, la de volar. Para esto, busca un maestro, y lo encuentra en la esposa de un doctor, quien lo convence de que si trabaja para ellos durante veinte años, sin recibir paga ni reclamar, conocerá el secreto para llegar a ser un sennin. Estoy seguro …