Un poema de Kelli Russell Agodon


Hambre

Si nunca tenemos suficiente amor, tenemos más que la mayoría.
En nuestro vecindario tenemos perros perdidos y coyotes salvajes
y a veces no podemos distinguirlos. A veces
no queremos. Una vez traje a casa a un coyote y le dije
a mi amante que teníamos una nueva mascota. Hasta que se comió nuestras gallinas.
Hasta que se comió nuestras gallinas, nuestros patos y nuestro gato. A veces
cometemos errores y los llamamos coincidencias. Dejamos
la puerta abierta y después nos preguntamos cómo entró un extraño en la casa.
Hay una mujer en nuestra cuadra que cree que está alimentando conejos,
pero son ratas enormes sin cola. ¿Recordás a la esposa del granjero?
¿Recordás el cuchillo para carne? Todos intentamos convertir
lo que tememos en algo hermoso. Pero incluso las ratas necesitan comer.
Incluso las ratas y los coyotes y los huesos en el sendero podrían ser los huesos
en nuestros platos. Mandé a pedir un pollo entero. Un pato. A veces
el amor hiere. A veces el perro que se perdió no quiere que lo encuentren.


Texto original: “Hunger”
Traducción: Gustavo Solórzano-Alfaro, 2017



Kelli Russell Agodon (Seattle, 1969) es escritora, editora y diseñadora gráfica. Fundadora de Two Sylvias Press. Ha publicado tres poemarios, de ellos, el más reciente, Hourglass Museum (2014), fue finalista del Washington State Award book in Poetry. Asimismo,


Otros poetas en esta casa

Comentarios

Entradas populares