Sobre "Nadie que esté feliz escribe": historia, video, opiniones y distribución



Nadie que esté feliz escribe es un conjunto de 40 poemas, escritos entre setiembre de 2011 y enero de 2017. En diciembre del año pasado se lo envié a Diego Mellado, director de Nadar Ediciones, un proyecto independiente en Santiago de Chile, fundado en el 2014, casa hermana de Editorial Eleuterio, que se creó en el 2010. En enero Diego me dijo que lo publicarían. Hoy, el libro es una realidad, y ya circula en Chile y ahora aquí en nuestro país. ¿Qué más puedo decir? Le estaré eternamente agradecido a Diego y a Nadar, porque su generosidad no tiene límites.


Por supuesto, agradezco a todas las personas que de una u otra forma han tenido relación con este trabajo, y cuyos nombres y contribuciones aparecen consignados en el libro, como corresponde. Espero no haber olvidado a ninguno.

Nadie que esté feliz escribe se puede conseguir en las siguientes librerías:

Chile:

·         Los Perros Románticos (Santiago centro, Monjitas 580, Edificio Radicales)

·         Alejandría Libros (Santiago centro, Lastarria #5)

·         FLIA (Santiago, barrio Franklin, Local 357, Sector 5, Galpón Víctor Manuel Persa Bío Bío)

·        Próximamente también en otras librerías de Santiago y de Valparaíso

Este fin de semana se podrá encontrar en las siguientes ferias:

·         Feria del Libro Independiente en el Cine Arte Alameda, 21, 22 y 23 de julio

·         Feria del Libro Independiente de Valparaíso en el CENTEX (Consejo de la Cultura), 22 y 23 de julio

·         ANTIFIL (Lima, Perú), 20, 21, 22 y 23

Costa Rica:

·         Buhólica. Libros y Vinilos (Escazú, Combai Mercado Urbano, frente a Multiplaza)

·         Libros Duluoz (barrio Amón, avenida 7, calles 3 y 5, 150 oeste de la Alianza Francesa)

·         La Librería Andante (San Pedro, diagonal al Teatro Universitario)

·      Próximamente también en Frantz & Sarah (barrio Amón, avenida 7, 25 m al este de la Casa Amarilla)


Algunas opiniones sobre el libro:

Nadie que esté feliz escribe es la sentencia con la que cada poeta sobrevive a su propio oficio. Solórzano-Alfaro habla de lo sencillo –desde un lenguaje de precisión taxonómica y con imágenes que llevan a nueva forma de fresca pintura literaria–, de los pequeños espacios que van marcando los días, el agobio de lo contemporáneo y la búsqueda de un equilibrio, entre la ironía y antiguas formas del amor.

Gladys González (Chile)



Más allá de los textos independientes –luminosos, rigurosos, inolvidables– que forman el libro, Nadie que esté feliz escribe es un formidable ejercicio de honestidad en una época afecta a las máscaras y a las imposturas que, sin embargo, parece aceptarlo. Solórzano-Alfaro no solo lo dice sino que lo dice asumiendo sus consecuencias.

Carlos Cortés (Costa Rica)



“Lo fugitivo permanece y dura”, tradujo con feliz infidelidad un poeta célebre a otro, que la tradición ha olvidado. El tema eran las ruinas de Roma, pero aún más la poesía misma: una voz que se afirma en lo fugaz. En este libro luminoso, con calculada sencillez y auténtica valentía, Solórzano-Alfaro edifica sus poemas con la mullida materia de la felicidad diariamente elegida. Y consigue que duren.

Ezequiel Zaidenwerg (Argentina)



Un libro que se sostienen de punta a punta. Los poemas largos están llenos de momentos hermosos, con ritmos pulsantes, que invitan a seguir. Los poemas cortos son chispazos que crean silencios para pensar... y luego seguir. Hay reflexiones muy serias y bellas. Un poemario admirable. Al terminar de leerlo, uno sabe que va a seguir leyéndolo por mucho tiempo en el futuro.

G.A. Chaves (Costa Rica)



Un libro compuesto de un modo balanceado. Nadie que esté feliz escribe suena a un montón de cosas, sin excluir la autoayuda y el best-seller, pero eso está bien, pues sugiere una visión menos cristalizada de la poesía, un prosaísmo que procura ampliar la lírica hacia el terreno de lo común. Además, los textos constantemente socavan aquella afirmación: no son poemas sobre la infelicidad y la amargura, tienen una variedad que no omite la celebración ni el desapego.


Luis Moreno Villamediana (Venezuela)




Este libro nos trae a un poeta en su mejor momento. Con una voz más clara y una pluma mejor pulida. Desde que tuve el privilegio de leer una y varias veces el manuscrito de Nadie que esté feliz escribe, con su respectiva evolución, supe que me encontraba ante el que sería el libro mejor logrado de Gustavo Solórzano-Alfaro. Estoy seguro: no me equivoqué.

Byron Espinoza (Costa Rica)

Comentarios

Entradas populares