Paisajes con ave (y cuervo)

Estoy consciente de haber usurpado otros espacios anteriormente, pero no esta vez. Pueden estar tranquilos los fotógrafos verdaderos, los artistas de la imagen. Solamente he querido compartir unas imágenes (y una reflexión final) que he conservado de un reciente viaje; y como los blogs aguantan todo, pues bueno, aquí están. Las disculpas del caso por mi Panasonic Cybershot para Leandro Fanzone, Jorge Albán, Esteban Chinchilla, Avilio Moreno, Guillermo Barquero, Gerson Vargas et ál...

Piazza San Pietro, Roma, Itala, 14 de enero de 2011 


Colosseum, Roma, Italia, 16 de enero de 2011


Piazza San Marco, Venecia, Italia, 21 de enero de 2011
"El cuervo de Poe": jardines de Schonbrunn, Viena, Austria, 27 de enero de 2011

Me decía mi amigo Herbert que cuando llegó a Viena entendió a qué se refería Poe con su poema "The Raven". También, agrego yo, uno podría entender la película The Birds. Herbert odia los cuervos. Realmente son gordos y sus graznidos son horribles. Ahora, nunca he sido partidario de la idea de que el arte se entiende por la "experiencia" o requiera de ella, pero en los solitarios paisajes nevados, en medio de bosques sin hojas y capas blancas, al observar los cuervos y escucharlos, se comprende la estética melancólica del romanticismo... "nevermore".

Comentarios

Leandro ha dicho que…
No hay nada que disculpar, desde luego: tus fotos son muy bellas, y nunca fui un adalid del hardware. Muchas de las fotos de Seikilos las saqué con una Cybershot, para el caso.

También experimenté esas palomas romanas y venecianas, y los torvos cuervos vieneses. Yo creo que sí la experiencia modifica sin dudas la percepción, la inteligencia de las obras, no sé si las afina o las acerca a las instancias originales, pero sí nos cambia de lugar a nosotros.
Enhorabuena por tu viaje y por mi envidia, jeje.
Sentenciero ha dicho que…
Tavo, a mí me gustaron mucho las fotos. Eso, más el texto, forman un buen cuerpo de viaje. Si uno se pone a disculparse con los artistas de la imagen, pues todos los que mencionás deben pedirle perdón a Cartier-Bresson, Salgado, Arbus, etc.
El otro tema es el de la experiencia o el del recuerdo (incluso el recuerdo de lo que no se ha vivido, aunque suene raro); entendés "Birds" cuando estás en el Pere Lachaise, por ejemplo, y te llegan los gritos desaforados y horribles, pero también podés recrear esos graznidos partiendo desde lo que creés que pueda ser aquello misterioso, desde la misma "Birds". Podés escribir partiendo de una amalgama de recuerdo, experiencia o no-experimentación; para mí eso no importa, sino el resultado que se logre, que puede ser grandioso, o mediocre, de acuerdo a tus capacidades y tu cuota de brete.
Lyn ha dicho que…
Hola
Que bueno tu viaje paralelo. Relacionar textos con un viaje debe ser hermoso igual que viajar a pura primera impresión. En buena hora.
Saludos
Carolina ha dicho que…
Gustavo, están buenas las fotos. Y se ve que el viaje también estuvo bueno.
Saludos.
Asterión ha dicho que…
Leandro: pues muchas gracias. Ahora, imagino que la diferencia es que yo solo sé darle click y difícilmente manejo sus otras funciones.

Sí, la experiencia modifica, no hay duda. Ahora que lo decís, me doy cuenta de que yo hablaba más desde la creaciòn, que depende tan solo de la imaginación, y no de la interpretación, que requiere de un amplio bagaje. Y envidia no, porque ya las experimentaste, jeje.

Memo: pues un halago que te gustaran. Claro que la disculpa era también un pretexto para poder enlazar a los visitantes con el trabajo que ustedes realizan, que es muy valioso.

Sí, como le decía a Leandro, la creación no depende de si has "vivido" tales o cuales experiencias, sino de meramente de la "imaginación". Que esta no sea fácilmente "definible" no la hace menos "real". Y por supuesto, el brete que le pongás.

Lyn: pues eso, uno mismo está formado por un conjunto de textos, y en realidad no hay primeras impresiones. Todo el camino que uno hace va estableciendo relaciones. Eso sí, te puedo decir que soy un turista que casi no viaja con mapas y de fijo sin guías.

Carolina: sí, fue un gran viaje y todo salió bien.

Saludos a todas y a todos y gracias por pasar
Germán Hernández ha dicho que…
Caray, ya entiendo por qué tan italiano en las últimas entradas...

En hora buena... estuviste en Florencia? yo espero no morir sin conocerla...

Un enorme abrazo... y sólo para compartir, mi primera impresión de los cuervos fue muy poco tenebrosa, más bien fue divertida, estaba sentado frente al río Po, comiéndome un enorme pedazo de pan con prosciutto y un cuervo bajó a comerse las migas, estuve lanzándole pedasitos de pan y jamón, me pareció un zanate con el pico abultado, una urraca fea, y una buena compañía...
Gustavo Adolfo Chaves ha dicho que…
Digamos que esa de Piazza San Marco le habría gustado a Brodsky. A mí me encantó. Las otras también. Y sé que la cámara ayuda, pero cada vez me convenzo más de que en fotografía, como en el tenis, todo está en la muñeca. Muy bien, muchachito. Muy bien... :-)
Asterión ha dicho que…
Germán: sí, las entradas anteriores fueron un poco coincidencia y un poco a propósito.

Sí estuve en Florencia. Hermosa, y si alguna vez regreso, le dedicaré más tiempo, igual que a Roma. Bien habría precindido de Venecia por un día más en cada una de las otras dos. Y lo de los cuervos, pues ni tan terirbles, solo buscaba un poco de efecto dramático, jeje.

Tavo: muchas gracias por el voto de apoyo.

Y claro, por llevarme a reflexionar en que mi verdadera vocación no está en la literatura... sino en el tenis.

Saludos a ambos y gracias por pasar

Entradas populares