6 nov. 2010

"Insomnio", de Juan Hernández


Presenta

Insomnio

Primer poemario de Juan Hernández
Día: miércoles 10 de noviembre
Lugar: Alianza Francesa, barrio Amón
Hora: 7:00 p.m.

Presentan: Mario León Rodríguez, Gustavo Solórzano-Alfaro y Alfredo Trejos

San José

Senté a la San José de antaño
en mi regazo y la sentí travesti
y le eché el cuento
Cavilé toda analidad travestida
de su perfume
supe entonces qué es ser hombre
supe qué es ser mujer
/ a traición
La injurié en el día
La rana se transformó en princesa
era llamada Alexa

San José / mi anal San José / mi esquizofrénica favorita

mi alma encerrada en un saco de gangocha por el Borbón / mi alma llena de vasos que podrían entrar muy bien por la puerta trasera de Belladona

Sos vos / la hedionda a tajada sudorosa de traileros centroamericanos

Vos / la que está en la esquina con doble-propósito-de-espada-vaina y no amedrenta cuando le escupen la cara

La que sostiene toda la caña procesada en sus poros / que infunde el respeto por sus hijos / la que recibe dinero por sus hijas / Mi santidad sos vos / Por eso me hice ateo / por vos / Tus senos del mercado de la Coca y esa línea que busco hacia tu ano siempre está detrás de las iglesias

Sí sos vos / no hay duda porque tu olor a semen-intestinal no se confunde con la sangre de los niños que merodean tus venas / los niños que pierden su virginidad trasera en tus aceras / niños harapientos que nadie recuerda nadie ve / niños que sufren con el pene de un adulto a sus espaldas / niños que son desgarrados mientras el jadeo constante les da en el cerebro / niños / tus niños San José / ya saben lo que es el sexo / saben que el jugo de marañón no siempre sale de una fruta / saben lo que es que les arremetan con fuerza por detrás mientras sujetan sus pequeñas cinturas unos brazos depravados / lujuriosos / religiosos con aliento a guaro / con aliento a sexo enfermo / Son tus niños San José / los que ya saben qué es fumar piedra / tomar una bolsa con cemento Resistol / pasar hambre / pasar por las armas / ya todos lo saben

Son tus calles chepeñas / esas calles llenas de lóbregos recuerdos / calles que saben lo que es la mierda / los orines / la sangre-anal-llena-de-residuos-intestinales / tus calles han probado la saliva de quienes duermen cobijados por tus tetas / de quienes han llorado por tus hijos / quienes vieron su primer subirse-al-carro-del-extraño-para-no-ver-más-la-luz / los olvidados / así se llaman tus hijos / así recordamos a tus hijos... en el olvido

Te acordás / mujeres llorando con las lágrimas rojas y mil pesos en la bolsa / su vagina irritada y el improperio de puta que resonó en tus calles / Sos vos San José / la que un montón de poetas quieren canonizar sin saber qué es tu vientre cuáles son tus calles quiénes son tus hijos / No saben quién es el que te sienta en los regazos y te da un beso en la frente / te dice te quiero / te abraza y te hace creer en los sueños / quien te cuenta una historia de animalitos que se hace horrible porque mientras te toca donde no estás cómoda no puedes volver a la historia de niños donde a quien llamabas padre o tío pone sus ojos en blanco sin ver tus ojitos inocentes / y el ardor ya se fue / porque no es la primera noche que pasa eso / porque no fue solo uno quien llegó a tu vientre y después de darle un beso le incrustó un picahielo / porque no fue solo uno quien te ofreció llevarte a casa y nunca llegaste / porque en las calles donde se pierde tu aroma hay un aroma muy distinto donde son encontrados los cuerpos / hay un aroma a vileza que tú engendraste

Sos vos la que alberga los deseos humanos / sos vos

Mi San José / nuestra querida y travestida metrópoli / la que suda por los poros guaro y del ano le salen iglesias y párrocos con el pene envuelto en sangre de niños / donde tus ojos ya han visto lo que pasa en La Sabana y las lágrimas no siempre son tuyas porque a veces la piedra con el tubo no es buena consejera…

La cuidad con policías en cada esquina y espadas con patas recorren tus calles / vos no sos racista / no tenés prejuicios capitalinos / vos sos bien social

Te senté en mi regazo / te debés acordar / claro que sí / Sabés lo que pasó / sabés lo que le pasa a todos los que duermen en tu vientre / sabés cómo se despiertan / sabés cómo es pasar por tu cuerpo / sabés cómo terminan / de verdad que lo sabés


9 comentarios:

Oinkgasmic dijo...

Pense que el escribía más epico, no sé, mejor, después de intercambiar unas poquitas palabras, me había hecho una imagen mental de su literatura. Después de todo, los comentarios aquí se llaman mentiras por aquello de ofender a tus amigos. Y sigo con las ganas de ir a una presentación de un libro, solo para ver como son, por dicha ahorita salgo del colegio. ^__^

PD: No he encontrado una editorial para mi historia, al parecer a la gente le cuesta agarrarle el chiste al texto.

Germán Hernández dijo...

Muy interesante el poema en cuestión, iracundo, curiosamente genital hasta agotarse como recurso.

Saludos!!!!

Asterión dijo...

Oinkgasmic: ¿y por qué te imaginabas que escribía mejor?, jeje... Ahora, los comentarios no se llaman mentiras para no ofender a lo amigos, se llaman mentiras en sentido pessoano.

Germán: quizá podríamos aplicar eso al poemario en general, aunque tiene matices interesantes. Siento que lo habitan varias voeces.

Saludos a ambos y gracias por pasar

Oinkgasmic dijo...

Yo sé, es solo una broma tonta, como vos sos quien presentás el libro.. ja, en fin.. ^___^ y no sé, ya te dije, simple idea mental, pense que era algo más que pretencioso semen anal, seguro sí es bueno y soy yo quien no lo se apreciar, de hecho es eso.

Asterión dijo...

Oinkgasmic: aquí todos bromeamos, no hay que explicar nada. De todos modos, nadie ha defendido a Juan hasta ahora, jeje, y vos expusiste claramente tu parecer.

Saludos

Alex Roalva dijo...

Hola:

Muchas Gracias por incluirme en tu blog.

Lo de la información me gustaría enviartela por mail, porque, en lo que es el blog, mi ignorancia informática sale a relucir...

Saludos

Asterión dijo...

Álex: fue un placer. Si gustás, enviame tu correo por este medio y me pongo en contacto.

Saludos

ismaelaranda dijo...

Es muy intensa esta poesía de Juan Hernandez.

Habla de lo que casi nadie habla de una manera tan tristemente violenta

De hecho al leerlo se agita el aliento y el corazón se intristece un poco.

Pero hay que decirlo y hay que rescatar a Chepe. Nuestra capital que debería ser el centro de la cultura está secuestrada.

Muy bien por Juan.

Asterión dijo...

isamelaranda: bienvenido a esta casa. Si te gustó este texto, pues altamente recomendado el poemario completo.

Saludos y gracias por pasar