12 jul. 2010

Por la legalización de las drogas


Un poco de aire enrarecido en Paquidermo

6 comentarios:

Fernando dijo...

Gustavo,

Los paìses tercermundistas como los nuestros (Argentina, Costa Rica, es todo lo mismo) estàn muy lejos de cualquier discusiòn de este tipo.
Por más inteligente y compartida que sea tu exposiciòn, somos sociedades en donde prima la hipocresìa y el derechismo ideológico que siempre irà a bajarse los pantalones ante el imperialismo a cambio de migajas para las clases gobernantes.
A ninguno de ellos les importa el bien de la sociedad, la educaciòn, la salud y me arriesgo a decir que tienen un papel protagònico en todo esto de la ilegalidad porque favorece su acumulación de poder...

En Argentina se vende una droga muy barata dirigida a los pobres a la que llaman "paco", la cual se hace con residuos del corte de cocaìna y vidrio molido!!!. Imaginà que tipo de sustancia le estàn metiendo a estos chicos que en menos de un año, en el mejor de los casos, quedan arruinados para siempre.
En una poblaciòn en la que cada vez se ensancha más la brecha entre ricos y pobres por distintos motivos, estas drogas infiltradas sospechosamente lo ùnico que hacen es agigantar las desigualdades y sentenciar al que menos tiene.

Los niños ricos también se drogan, pero con sustancias de calidad que a la palestra los hacen mierda igual, pero cuentan con la posibilidad de acceder a planes de salud y cosas por el estilo que pueden recuperarlos. Pero son los menos. Latinoamèrica es cada vez más desigual, el pobre es más pobre.
Temo que en sociedades como estas no estamos preparados para la legalizaciòn. No es un pensamiento anti legalización, si no mi reflexiòn respecto de donde estamos parados y que pasarìa contextualmente con una legalizaciòn masiva.

Saludos

Asterión dijo...

Fernando: comparto tu posición, especialmente en cuanto a los intereses creados por parte de los grupos hegemónicos. A veces no me gusta pensar en "conspiraciones", pero otras sí, y en este caso pareciera que mantener la ilegalidad, y de paso llevarse entre las patas a medio mundo es todo un proyecto político.

También es cierto que no estamos preparados, ni para la legalización ni para otras cosas, pero la idea es precisamente ir sentando el camino de una discusión. Quizá no resulte, pero es la idea. No se trata de hacerlo de un día para otro y listo, pero sí se trata de buscar alternativas viables que generen beneficios en todos los sentidos posibles.

Saludos y muchas gracias por pasar y comentar

Asterión dijo...

Transcribo los comentarios que se hicieron en “Paquidermo”:

Yo comparto plenamente esta posición.

Julia Ardón

De acuerdo.

Carlos Sánchez Avendaño

“Pero sobre todo, me inclino a que se trata de un temor a asumir la plena responsabilidad social del ser humano.” Creo que es esto último, sin duda alguna.

Leandro

A fin de cuentas, además de un asunto social, se trata de dar plena responsabilidad al individuo por su vida, lo que disgusta a gobiernos alegres con ciudadanos que prefieren que otros decidan por ellos, como niños.

César

Decime una cosa, de que sirve eso? Que se apruebe el uso de drogas en Costa Rica?? Para que!!!. Somos un país de 4,5 millones de habitantes y se asume que alrededor de un 10% de la población consume drogas por el motivo que sea (adicción o diversión) da igual, estamos hablando como máxime que 1/2 millón de personas consume, eso no representa un mercado, el mercado hasta en el Norte (USA) en donde aproximadamente 30 MILLONES de personas las usan solo por diversión, mientras allá exista ese mercado seguiremos siendo el puente de trasiego, la bodega de almacenaje, etc… por lo cual seguiremos teniendo los mismos problemas actuales. No suena descabellada tu idea, pero desgraciadamente me suena más a una utopía, que como sabemos imposible de alcanzar!!!

Fernando (supongo que otro)

Sin lugar a dudas la legalización de las drogas traería múltiples beneficios económicos y sociales, mi única duda es sobre el rol que debería jugar el Estado como ente regulador y garante de un orden, y no digo que lo haga bien en este momento, para nada!
Coincido en que la comercialización de las drogas debería ser una especie de “monopolio” estatal, pero es precisamente ahí donde me surgen dudas, pues como mencionaron previamente acá, los gobiernos no quieren darle al individuo la plena responsabilidad de su vida, y peor aun, mucha gente no quiere asumirla.

Nancy

Asterión dijo...

Gracias a todas y a todos por los comentarios.

Fernando (el otro): comprendo el punto. De hecho, el tamaño del mercado influye en todo el proceso. Uno de los argumentos que se utilizan para apoyar la legalización es usar de ejemplo la “ley seca” de EE. UU., que es válido, pero definitivamnte cambia el panorama de hace 80 años a la actualidad. Ahora, una utopía, claro que sí, pero sobre todo, apuesto a que sí es posible que las cosas cambien.
Nancy: Cierto, la posibilidad de que el estado sea el garante y que mantenga el monopolio es problemático. El problema del otro lado sería precisamente que industrias como Phillips Morris logren adueñarse del mercado. Mantendríamos una situaión similar a la de las farmacéuticas.

Saludos y gracias por pasar

Fernando dijo...

Gustavo,

Es cierto que "por algo se empieza", ninguna revoluciòn se hace de la noche a la mañana. Mi humilde opiniòn y, acaso mi temor, es que toda una generaciòn se pierda.
Con ello me refiero a que la primera generaciòn tercermundista que viva en la legalidad de consumo, no estè preparada para ello y se desborde. Con la escasez de valores, de educaciòn, de salud, etc etc etc. en la que se vive en Latinoamèrica, lo màs probable es que no se entienda el mensaje.
Preferiría que primero se trate de subsanar las carencias antes mencionadas para tener una sociedad más sana que pueda hacer uso luego de su criterio y responsabilidad individual para decidir si consume o no.

Saludos!
Fernando (el de siempre)

Asterión dijo...

Fernando (el de siempre): comprendo el punto, y también estoy de acuerdo en que se deben solventar una serie de necesidades básicas dentro de la población. Lo que he planteado aquí no esperaría que fuese aceptado o impuesto sin más. Está relacionado con muchas cosas y requiere de un camino bastante largo.

Saludos