12 jun. 2010

Heroína, de Lou Reed

El período de 1966 a 1967 fue muy importante para la música popular anglosajona. Al menos ocho álbumes fundacionales que podemos citar fueron gestados y lanzados en dicho período: Revolver y Sgt. Pepper, de The Beatles; Aftermath, de The Rolling Stones; Freak out, de Frank Zappa & The Mothers of Invention; Blonde on Blonde, de Bob Dylan; The Pipers at the Gate of Dawn, de The Pink Floyd;  The Doors, de The Doors y The Velvet Underground & Nico, de The Velvet Underground.

Fue el periodo de la psicodelia y del ácido. En Estados Unidos fue el verano del amor y en Inglaterra se hablaba del “swinging London”.  Todo ello por citar tan solo algunos de los clichés más usuales.

En este ambiente, resulta curioso que un tema como “Got to Get You Into My Life”, de The Beatles, fuera supuestamente una oda a la mariguana, con una letra banal e inocua que bien podría pertenecer a cualquier tema pop liviano sobre un tipo que sale de paseo y encuentra el amor de su vida. Es decir, si Paul McCartney no lo hubiese dicho, habría sido imposible interpretar que cuando el hablante lírico afirma que “la encontró” se refiere a la mariguana y no a una mujer.

El asunto es que mientras en abril del 66 The Beatles grababa este tema, un mes después The Velvet Underground estaría grabando, nada más y nada menos que con Andy Warhol como productor, una canción una pizca más atrevida, acerca de la heroína. La canción de la Velvet , escrita y compuesta por Lou Reed, saldría hasta un año después, en el magnífico álbum debut del grupo, grabado con Nico como cantante invitada.

Heroína

Sencillamente no tengo idea de hacia dónde voy,
pero voy en busca del reino, si es que puedo,
porque cuando me meto una aguja en la vena
siento como que soy un hombre;
y te lo digo, las cosas no son exactamente iguales
cuando me marcho bien lejos
y simplemente siento que soy el hijo de Jesús
y creo que me quedo en blanco.

He tomado una gran decisión:
voy a intentar anular mi vida,
porque cuando la sangre fluye
y va subiendo por el cuello de la jeringa,
cuando me empiezo a acercar a la muerte
ustedes no pueden ayudarme.
Entonces, ustedes muchachos,
y todas ustedes, mujeres dulces con su agradable parla,
todos me valen
porque creo que me he quedado en blanco.

Ojalá hubiera nacido hace mil años,
ojalá hubiera navegado los oscuros mares
en un gran barco de vapor,
y haber ido de esta tierra a la otra
vestido de marinero con gorra,
lejos de la gran metrópoli
donde un hombre no puede liberarse
de todos los males de esa ciudad
ni de sí mismo, ni de aquellos que lo rodean
e imaginar que no sabe nada.

Heroína, sé mi muerte.
La heroína es mi esposa y es mi vida,
porque hay un canal en mi vena
que me lleva hacia un centro en mi cabeza
y entonces estoy mejor que si hubiera muerto,
porque cuando la heroína empieza a correr
realmente no me preocupo más
por todos los sobones de esta ciudad
ni por todos los políticos con su demagogia
ni por todo mundo humillando a los otros
ni todos los cadáveres apilados en montículos,
porque cuando la heroína empieza a correr
realmente no me preocupo más,
cuando la heroína entra en mi sangre
y esa sangre llega a mi cabeza
entonces agradezco a Dios por estar tan bien como si hubiera muerto,
entonces agradezco a tu Dios por no darme cuenta de nada,
y agradezco a Dios porque nada me importa
porque creo que en realidad me quedé en blanco.

Traducción: Gustavo Solórzano Alfaro, 2010.

8 comentarios:

Fernando dijo...

Nunca he probado drogas...pero da la impresión que Lou Reed estaba en sus inicios con la heroína, dado su mensaje tan positivo de lo que la droga la provocaba...

Aquí en Argentina hubo un grupo en los 80's llamado "Sumo" en el cual su cantante (un italiano educado en Escocia) había sobrevivido a la heroína y dedicó un temá homónimo el cual cuenta la otra parte de la historia con la droga.

Recomiendo la canción Heroína de SUMO y luego me contás que te pareció...

Por nombrar algunos más de los psicodélicos 60's, tenemos a los Grateful Dead y su comuna marihuanera y Moby grape, con Skip Spence (un Syd Barrett yanki, pero con más talento)

Saludos
Fernando

Asterión dijo...

Fernando: he visto algunas interpretaciones que consideran que el mensaje de Reed es ambivalente. La frase final sería literalmente "creo que simplemente no sé", lo cual parece acertado. Es decir, que no estaba seguro de las bondades o perjuicios de esta droga.

Buscaré esa canción de Sumo. También algo de Moby Grape, grupo que no conocía. Gracias por el dato.

Saludos y gracias por pasar

Leandro dijo...

Es muy interesante la comparación del tema de los Beatles que hacés, porque a veces falta el contexto: la canción de Reed era bien explícita (entiendo tu "pizca" como irónica). Mientras que todos los reflectores apuntaban a los Beatles, a encontrar cosas para decir de ellos, otros estaban hablando sin eufemismos, pero no importaba tanto. Al igual que con Cocaine que hizo famosa Clapton, creo que fueron malinterpretadas como canciones pro-droga por adolescentes ganosos de figuras de autoridad que los apoyaran, y por figuras de autoridad que veían drogadictos en todos los jóvenes.

PS: Vengo retrasado con los blogs, porque ahora en mi trabajo no puedo acceder a internet por un tiempo. No dejo de leer por RSS, pero no puedo casi comentar.

Asterión dijo...

Leandro: a veces se olvida que los artistas forman parte de un contexto, y entonces se afirma que X inventó todo, o se pasa al otro lado y se dice que fue Y, cuando en realidad es posible que X y Y coincidieran en sus búsquedas. "Revolver" se gestó al mismo tiempo que el "Blonde on Blonde" o el "Freak out", y cada uno aporta distintas cosas.

En cuanto a canciones "voladas", "Got to get you into my life" difícilmente compite contra "Heroin", pero esta se pone a la altura de "Tomorrow never knows", y claro, como decís acertadamente, había una legión de fans esperando tener "guías espirituales".

Saludos y gracias por pasar

Mon dijo...

Solo puedo comentar la parte poética de la canción porque no sé nada del cantante, lo que creo es que está bien lograda porque dan ganas de drogarse, simplemente. Es contradictoria, el mismo chavalo que denuncia y reflexiona acerca de la sociedad es el que actúa irreflexivamente.
También me parece muy interesante como va cambiando la música según lo que dice, le inyecta en las partes más eufóricas de la letra.
Y este si canta bien (por lo menos bien), el anterior sí daban ganas de llorar.

Asterión dijo...

Mon: pues te lo recomiendo doblemente. Tanto a la Velvet, como a Reed como a John Cale.

Sí, el tema logra conjugar muy bien el sentido d ela letra con lamùsica. Confomre crece la sensación de la droga aumenta la intensidad de la música, con disonancias desesperantes.

¿Por el anterior te referís a Dylan? ¿Da ganas de llorar de tristeza o por su forma de cantar?

Saludos

Mon dijo...

Ajá, por como "canta"...

Asterión dijo...

Mon: jaja, ok.

Saludos