Queen: "Bohemian Rhapsody"

Dos años y medio. 200 entradas. Para celebrar: “Rapsodia bohemia”, de Queen.

Tres notas introductorias

1. En una ocasión, Roger Waters afirmó que probablemente los dos únicos escritores y compositores que estaban por encima suyo eran John Lennon y Freddy Mercury. Uno más, uno menos, concuerdo de alguna forma con él. Esto se hace evidente si además me atrevo a señalar que las mejores canciones de la historia de la música popular anglosajona sean, en este orden, “A Day in the Life”, “Bohemian Rhapsody”, “Shine on You Crazy Diamond” y “Stairway to Heaven” (la lista sigue, claro).

2. "Rapsodia bohemia" es definitivamente un tema excelente y una grabación pionera, innovadora. No solo lleva a nuevos territorios la estructura múltiple en la canción popular, sino que grabar tal visión (especialmente las voces) requería llevar al extremo las posibilidades que un estudio de mediados de los años setenta ofrecía.

3.    Queen ha sido catalogado usualmente como parte del movimiento glam-rock (glamour y rock) que emergió a principios de los años setenta, y cuyas secuelas llegarían hasta los años ochenta. Pero aún más, podríamos tomar a este grupo, y sobre todo esta canción con su respectivo video, para lo que en otras instancias (filosofía, estética, cultura de masas) se ha definido como camp, como esa manifestación abigarrada, exagerada, lúdica y teatral en las artes. Al respecto, recomiendo “Notas sobre lo camp”, de Susan Sontag.

Ficha técnica

Título: “Bohemian Rapsody” (canción)
Duración: 5´ 55 s
Fechas de grabación: agosto-setiembre de  1975
Clave: B (si) bemol menor (con variantes en cada parte) y A (la) mayor en la sección operística
Ritmo: 4/4 (con una serie de variantes)
Álbum: A Night at the Opera (lanzado el 21 de noviembre de 1975)
Letra y música: Freddy Mercury
Arreglos e interpretación: Queen
Ingeniería de sonido y mezclas: Mike Stone
Producción: Roy Thomas Baker y Queen

Intérpretes

Freddy Mercury: piano; voz principal (en pistas múltiples), armonías y coros (en pistas múltiples)
Bryan May: guitarras solista y rítmica; armonías y coros (en pistas múltiples)
John Deacon: bajo
Roger Taylor: batería, timbales, campanillas y gong; armonías y coros (en pistas múltiples)

Análisis

En el especial The Story of "Bohemian Rhapsody" hay un espacio dedicado al análisis de la letra de esta canción. Allí, podemos ver a un grupo de eminentes literatos ingleses en una antigua biblioteca de la Universidad de Oxford. ¿Acaso no podían haber conversado al respecto en algún bullicioso pub londinense? Es evidente que la intención es darle un aura de grandeza, de importancia. Y claro que la tiene, aunque por otras razones, y no porque hayan reunido a este grupo de personas para discutirlo.

Lo interesante es la especial atención que los aficionados le imprimen al estudio de las letras populares, lo cual lleva a los “expertos” a referirse al asunto. Eso sí, cuando se trata de aficionados, usualmente los resultados son nefastos. Como esa extendida idea de que Mercury se refería al sida en esta canción. ¿En 1975? Por favor, un poquito de seriedad no hace daño.

La cuestión es que es una buena letra, con una riqueza de elementos que permitiría un análisis desde diferentes puntos de vista. Además, la temática es transgresora, al menos para los estándares del pop setentero, y por supuesto que se presta para el psicoanálisis (introspección, complejo de Edipo, complejo de culpa, pulsión de muerte, imaginario-simbólico-real), para la exégesis (mitología cristiana y musulmana), para la filosofía (destino, libre albedrío), para la narratología (historia, personajes), entre otras opciones que se puedan derivar. Pero como tales análisis exceden mis pretensiones actuales, me limitaré a un sucinto recorrido, más con fines ilustrativos, pues para quienes conocen la canción no será nada novedoso.

Formalmente, podríamos dividir la letra (igual se hará con la música) en cuatro partes, que se distribuirán en cinco secciones. Cada parte corresponde a una sección, excepto la sección quinta, que es una reelaboración y cierre de las partes uno y dos. Para efectos prácticos, he agregado entre corchetes la indicación de cada una.

El tema empieza con una reflexión pesimista acerca de la vida. Seguidamente, el hablante lírico, consciente de que deberá pagar por ello, se dirige a su madre, le confiesa que ha cometido un crimen y se despide. En la tercera parte, se da la impresión de un juicio en el que el hablante lírico ya no está tan de acuerdo en cumplir su pena, y ruega sin éxito que lo dejen ir. En este punto, pareciera que ha retomado energías y se enfrente a sus opresores, a quienes increpa. Sin embargo, nada logra, y en la sección final, vuelve el espíritu pesimista y la aceptación del destino.

Volviendo con los aficionados, en Internet circulan cientos de interpretaciones similares, y casi todas terminan por decir que Freddy jamás reveló “el verdadero sentido” de la letra. Y bueno, ellos creen que existen los verdaderos sentidos, y además, que es el autor quien los posee.

Bohemian Rhapsody

[Primera parte]

Is this the real life?
Is this just fantasy?
Caught in a landslide
no way escape from reality.

Open your eyes,
look up to the skies and see.
I'm just a poor boy,
I need no sympathy
because I'm easy come, easy go,
a little high, little low…
anyway the wind blows,
 doesn't really matter to me.

[Segunda parte]

Mama, just killed a man.
Put a gun against his head,
pulled my trigger, now he's dead.
Mama, life had just begun,
but now I've gone and thrown it all away.

Mama, didn't mean to make you cry.
If I don't back again this time tomorrow
carry on, carry on,
as if nothing really matters.

Too late, my time has come,
sends shivers down my spine,
body's aching all the time.
Goodbye, everybody, I've got to go,
gotta leave you all behind and face the truth.

Mama, I don't wanna die,
but sometimes wish I'd never been born at all.

[Tercera parte]

─I see a little silhouetto of a man.
Scaramouche, Scaramouche, will you do the fandango?
Thunderbolt and lightning, very, very frightening me.
Galileo, Galileo,
Galileo, Figaro, magnifico.
I'm just a poor boy and nobody loves me.
─He's just a poor boy from a poor family,
spare him his life from his monstrosity.
─Easy come, easy go, will you let me go?.
─Bismillah!
No,  we will not let you go (let him go).
We will not let you go (let me go),
will not let you go (let me go),
no, no, no, no, no, no, no.
Mama mia, let me go.
Beelzebub has a devil put aside for me.

[Cuarta parte]

So you think you can stone me and spit in my eye?
So you think you can love me and leave me to die?
Oh baby, can't do this to me baby.
Just gotta get out, just gotta get right outta here.

[Final (de las partes primera y segunda)]

Nothing really matters.
Anyone can see.
Nothing really matters to me.
Anyway the wind blows...

Rapsodia bohemia

[Primera parte]

¿Es esta la vida real?
¿Es esto tan solo fantasía?
Atrapado en un alud
sin poder escapar de la realidad.

Abrí tus ojos,
levantá tu mirada al cielo y echá un vistazo.
Apenas soy un pobre diablo,
no necesito compasión
porque fácil vine a este mundo y fácil me iré,
que si soy un poco alto o si soy un poco bajo…
de todos modos el viento sigue soplando
y realmente no me importa.

[Segunda parte]

Mamá, acabo de matar a un tipo.
Apunté a su cabeza con una pistola
y apreté el gatillo. Ahora está muerto.
Mamá, la vida acaba de empezar,
pero se me fue la mano y eché todo a perder.

Mamá, no quise hacerte llorar.
Si mañana a esta hora no he regresado
seguí adelante, seguí adelante,
como si de verdad nada importara.

Ahora es demasiado tarde y me llegó el momento.
Un escalofrío me eriza la columna
y me duele el cuerpo a toda hora.
Adiós a todos, me tengo que ir.
Tengo que abandonarlos y enfrentar la verdad.

Mamá, no quiero morir,
aunque a veces deseo no haber nacido.

[Tercera parte]

─Veo una pequeña silueta de un hombre.
Scaramouche, Scaramouche, ¿bailarías un fandango?
Me asustan mucho los truenos y los relámpagos.
Galileo, Galileo,
Galileo, Fígaro, magnífico.
Tan solo soy un pobre diablo a quien nadie ama.
─Él es apenas un pobre niño y viene de una familia pobre.
Ahórrenle en su vida esta monstruosidad.
─Porque fácil vine y fácil me iré. ¿Me dejarás ir?
─¡Basmala!
No, no te dejaremos ir (déjenlo ir).
No te dejaremos ir (déjenlo ir).
No te dejaremos (déjenlo).
No, no y no.
Mama mia, dejame ir.
Belcebú me tiene un demonio reservado.

[Cuarta parte]

¿Así que vos creés que podés apedrearme y escupirme en el ojo?
¿Creés que podés amarme y después dejarme morir?
No. No podés hacerme esto.
Yo solo quiero salir de aquí.

[Final (de las partes primera y segunda)]

Realmente nada importa.
Todos los pueden comprobar.
Realmente nada me importa.
De todos modos el viento seguirá soplando...

(Traducción: Gustavo Solórzano Alfaro, 2010)

Una rapsodia es una composición musical en un solo movimiento, pero con cambios libres en su estructura. De ahí el título de la canción y los diferentes estilos que la conforman.  Ahora, un poco libremente, en ocasiones es equivalente a la forma suite. Antecedentes de esto los tenemos en “A Day in the Life” (1967), “Happinnes is a Warm Gun” (1968) y el popurrí del álbum Abbey Road (1969), de The Beatles; Thick as a Brick (1972) y A Passion Play (1973), de Jethro Tull o “Shine on you Crazy Diamond” (1975), de Pink Floyd.

Musicalmente, el material se puede distribuir en equivalencia con la letra. En algunos sitios en Internet he visto que usualmente hablan de cinco partes: introducción, balada, solo, ópera y rock. Con esto, no solo desligan el solo de la balada, sino que dejan por fuera el cierre.

Si queremos verla como un opus, en sentido clásico, tenemos lo siguiente: la obertura o primera parte es lenta, con voz principal y voces (todas grabadas por Mercury), a las cuales se suma el piano y el bajo. La segunda parte es una canción en sí misma, con introducción, estrofas, estribillo y solo de guitarra. La tercera parte se presenta como una ópera (voces de Mercury, May y Taylor. Aunque aparezca así en el video, Deacon no canta), que desemboca en un rock acelerado, para cerrar de nuevo con material tomado, como hemos dicho, de las partes primera y segunda.

Considero que en términos de música popular, la mejor parte es la segunda, la balada. Es la parte más acabada y autocontenida. Sin embargo, es indudable que lo que le ha dado a esta canción su estatus mítico es el coro operístico central. Sin él, la canción resultaría más usual, sobre todo en la instrumentación, que no es nada excesiva ni complicada, con el combo típico del rock más el piano.

Del mismo modo, ese coro central fue el que exigió la grabación de 184 pistas, una sobre otra, en una época en la que las consolas de grabación alcanzaban apenas 24 pistas. Claro, esto no es tan asombroso si tomamos en cuenta que ocho años antes The Beatles grabó el Sargento Pimienta con apenas cuatro pistas. 

"Rapsodia bohemia" es un hito de la música popular. Un tema fantástico en el que el grupo, y especialmente Freddy, no se guardaron nada, pero sobre todo, se lanzaron con valentía contra todos los pronósticos, los cuales auguraban un fracaso en todo sentido para el tema. Pero no. La canción es un éxito rotundo 35 años después y su video aún podemos verlo regularmente en diferentes canales.

Sobre este último ya no voy a hablar más. Se le considera el pionero de la era del video, pero no comparto este criterio. Los pioneros fueron entre otros, una vez más, The Beatles, aunque hay algunos que afirmarán incluso que el origen del videoclip es muy anterior. Tema para otra discusión o para que ustedes comenten. Por ahora, disfrutemos de la atormentada confesión de un asesino.

Comentarios

Calico Skies ha dicho que…
Como a otra gente, antes de escuchar Los Beatles, me habia enganchado con Queen. Increible banda. Con un artista único e inigualable como Freddie Mercury.
El sábado pasado en el programa pusimos a Queen como banda de sonido y no podiamos hacer otra cosa que pasar entera 'Rapsodia Bohemia'.
La considero una gran pieza, a la altura de 'A day in the life'. Quizás un antecedente haya sido 'Band on the run' de McCartney & Wings.
McCartney, Lennon, Mercury, Waters, Dylan, Richards, entre los más grandes.
Leandro ha dicho que…
Qué canción elegiste, ¿eh? La letra es muy complicada de analizar o traducir, pero saliste airoso, jeje. La parte musical es genial, especialmente toda la secuencia armónica del final me sigue asombrando aún hoy. Mercury es un gran compositor, y sostengo que musicalmente está por encima de casi cualquier otro músico del ambiente del rock, incluso los llamados "músicos sinfónicos". Basta comprobar el rango genérico que tiene: Bring back Leroy Brown, Melancholy blues, Millionaire waltz, The march of the black queen, Love of my life, We are the champions, y un largo etcétera, en cada uno con un manejo armónico, compositivo, rítmico, melódico, completamente por fuera de las posibilidades de cualquier otro músico de rock. Sí, incluidos los Beatles, aunque los Beatles hayan sido pioneros en muchas cosas. Lo extraordinario es que Mercury maneja muchas de esas cosas de una manera muy intuitiva, muy poco académica y menos aún convencional. Y sin empezar a hablar de la voz...
©hannibal ha dicho que…
Hola Asterión, buena entrada de los Queen. Fueron grandes en su tiempo.

Lo invito a ir al blog de Luissiana Naranjo, que el tema sobre el arte y la poesía aún no acaba. Lo invito para que comparta con nosotros sus opiniones. Ya que sus planteamientos también me resultan interesantes.

Saludos
Hannibal

PD: Me atrevo a "invitarlo" aunque sé que el blog no es mío. Pero bueno, creo que se podría compartir mucho.
Asterión ha dicho que…
Calico: en mi lista, creo que Queen está de tercero, rivalizando con Zeppelin. En todo caso, es una banda soberbia.

Y claro que "Band on the run" entra en esa categoría. De hecho, a McCartney le encantan ese tipo de composiciones con varias partes.

¿Con Richards te referís a Keith?

Leandro: pues tocaba elegirla. Es ineludible. Me alegro de que te parezca que salí airoso en ambas tareas. Duro será cuando me meta con "Thick as a brick", jeje.

Tenés toda la razón al hacer referencia al rango genérico de Mercury, que cuando se juntaba con el de los demás dejaba cosas fabulosas. Baste oír el disco donde viene este tema.

Y claro, técnicamente supera en mucho a The Beatles.

@hannibal: ya había leído la entrada y los comentarios, lo cual me hace dudar de que algo de lo que yo diga realmente te resulte interesante.

Luego, por lo que veo, sigo sin hacerme entender, porque cada vez que contraargumentan lo que plantean es que yo pretendo imponer una verdad abosluta.

Por otro lado, el problema de fondo es que yo he criticado las posiciones idealistas. He afirmado claramente que me decanto por una posición materialista, mientras que en sus propuestas (Luissiana, Sedemiuqse y vos, por ejemplo) no solo veo un eco idealista, sino que además noto que se cuela una perspectiva materialista, entonces no sé cómo hacer, y no me queda para nada claro por dónde van.

Finalmente, repito y repito que nunca he criticado la libertad de cada quien, que es un punto que siempre tocan. Al contrario, cada quien puede hacer como guste y en nada lo voy a violentar (ni puedo), sobra decir. La libertad es muy necesaria, lo que sucede es que esa libertad no contradice en lo más mínimo nada de lo que he intentado plantear.

Saludos a los tres y gracias por la visita
wílliam venegas ha dicho que…
Pues, amigo, aquí solo vine a aprender en esta entrada suya. De niño me encantaba la música latinoamericana desde el bolero, tango, valses criollos a lo folclórico (influencia de mi madre, quien cantaba mucho mientras lavaba a mano). En el colegio, por el segundo año más o menos, aprendí a gustar de la entonces llamada música clásica, gracias a mi profesor, el maestro Benjamón Gutiérrez. Luego vino el movimiento de la nueva canción en los años revolucionarios de los 70 y más. Así establecí mi triángulo musical. Cada vez disfruto más de la música académica y entre más abstracta, mejor; así que de la música que usted habla aquí, amigo, solo creo que es ruido con algo de melodía y nada de armonía. Dicho.
wílliam venegas ha dicho que…
Amigo, yo como usted, aplico al análisis estético el materialismo dialéctico, su método de análisis, no solo para la poesía y literatura en general, sino también para la música y el arte en general. Soy gramsciano. En la Unión Soviética aprendí que de lo bueno que ha dejado la burguesía ha sido la música, llevada allá a niveles sorprendentes de popularidad. Por eso, perdón, insisto, lo que usted define como música con esas bandas es, en realidad, submúsica o analfabetismo musical. Dicho. Soy amigo sincero.
Asterión ha dicho que…
William: me parece genial que planteés las cosas de ese modo. Yo también considero que hay arte que vale la pena y otro que no. Curiosamente, no has sido así de tajante en la entrada donde otras personas y yo hemos estado discutiendo. Tampoco has sido así de claro en la entra del blog "Porque así lo digo". Me gustaría que te expresaras así en otros medios donde publicás.

Ahora bien, no sé si me queda claro, pero ¿considerás que el bolero y la múscia popular latinoamericana de los setenta sí es "buena", aparte de la clásica? Si es así, lo que planteás es contradictorio. Si no es así claro que todo cambia.

En cuanto a la música popular, y nótese que soy muy claro en señalar "popular", o en indicar que se trata del ámbito anglosajón, me parece que tiene una serie de valores sumamente importantes. Alguna es muy simple y otra más elaborada. No sé si leyó lo que al respecto dice Leandro en su comentario.

Ahora, decir que es submúsica es entrar en categorías que no ayudan para la comprensión del fenómeno estético. Y conste que no me siento ofendido por su juicio.

En cuanto a esta canción, ¿está usted seguro de que no hay armonía? Si no me equivoco, está compuesta para cuatro voces (cuatro partes), igual que la mayoría de coros clásicos. Por citar solo un ejemplo.

Y bueno, no debería decirlo, pero soy amante de la música académica europea (término más preciso que "clásica"), lo cual puede comprobar en mi entrada, en este mismo blog, sobre Beethoven y Mahler. También, considero que la música popular no logra las cimas que aquella. Pero también sé que no tiene sentido compararlas. Si gusta, podemos sentarnos a hablar sobre la tradición "culta".

Por todo ello, me considero autorizado para hablar con propiedad de temas populares.

Y en fin, siento que sus juicios parten del desconocimiento. Quizá me equivoque y sea usted un "coinnesseur" (en dado caso me disculpo).

Yo también soy amigo sincero. Y espero que de aquí siga el diálogo.

Saludos y gracias por su visita
©hannibal ha dicho que…
Asterión, gracias por aceptar mi invitación, "por morder el anzuelo" aunque dicha expresión no me sienta, ya que se puede interpretar como trampa y aquí trampas no hay. Hay amistad virtual.

Por lo pronto iré a leer lo que ha quedado de allá y sigo opinando.

Saludos
hannibal
J.P. Morales ha dicho que…
¡Ay Queen! ¡QUEEN!!!!! Esa banda es la responsable de que yo toque el bajo. El famoso riff de "Another one bites the dust", para ser exactos. Y Bohemian Rhapsody... bueno diay... ¿qué más decir? Una obra de arte, definitivamente. Mi papá una vez me comentó que Freddie Mercury dijo que esa canción se la dedicaba a un profesor suyo que le había dicho que él nunca lograría cantar bien, ¿será verdad o un cuento de "aficionado" como esos que mencionabas? En todo caso, Freddie Mercury siempre fue para mí LA voz del rock, no superado ni antes ni después. Excelente manera de celebrar las 200 entradas, felicidades. Respecto a los que dice el señor Venegas, yo sí me sentí ofendido, tal vez por el hecho de que soy alguien que vive y muere todos los días por música como esta y por otra mucho más "ruidosa". Pero en fin, el domingo, rodeado de miles de metaleros ansiosos por ver a Megadeth, ni me acordaré de quienes llevan años menospreciándonos sin hacernos el menor daño (salvo alguna pasajera ofensa como esta). Pura vida.
wílliam venegas ha dicho que…
A ver, Asterión, estamos tan de acuerdo que no es necesario prolongar el tema. Creo que la marcha de la humanidad debe ir de lo simple a lo complejo, y es el reto que debemos asumir en el arte. Me puede gustar una pieza de Agustín Lara, pero es la abstracción de Mahler la que me reta y la que me hace saber que el arte está aquí y no en Lara. ¿Purismo? No... ¡cultura! Cultura que falta por democratizar. Entiendo que 'lo lindo' no es, paradójicamente, una categoría estética. Esta es la diferencia, por ejemplo, entre la ciencia-ficción de Spielberg y la de Tarkovski, entre el drama de Bergman y el de Hilda Hidalgo, entre el poema métrico de Darío y la libre poesía de sujetos que así mismo se llaman poetas. Sobre la canción específica que menciona usted, perdón, la verdad no sé, no la he oído, yo generalizaba más en mi afirmación... Ni siquiera sé qué es Queen en música, es lo que dije: vine a aprender a su blog y no a sentar cátedra. Disculpe que lo distraiga de cosas más importantes que leerme.
Asterión ha dicho que…
@hannibal: fui a ver si lográbamos sacar algo en claro. Te digo, sinceramente siento que hay una serie de impresiciones conceptuales e "ideas por las ramas" que no nos lo están permitiendo.

Por eso insisto a cada momento en sintetizar: he creído leer, entre otras cosas, que vos planteás que un artista solo se tiene a sí mismo como autoreferente. Simplemente considero que es imposible. El contexto es ineludible

Entonces, uno de mis puntos es que un artista no crea de la nada.

Tal vez si vamos siguiendo el hilo logremos algo.

Saludos
Asterión ha dicho que…
J. P.: Queen es una banda fabulosa. La capacidad que tiene para llevarnos de un estilo a otro tiene pocos antecedentes y pocos que hayan seguido el ejemplo. El estilo teatral y dramático de Freddy es un aporte muy valioso en ese sentido.

La música popular grabada tiene muchos valores distintos de la música académica. Un artista popular escribe, compone y arregla más rudimentariamente, pero el proceso de producción, grabación y mezclas es vital, y aporta nuevas perspectivas; además, implica una labor colaborativa diferente de aquella en la que el compositor se enfrenta solo a su creación.

Yo adoro la música académica y adoro el rock. ¿Qué puedo hacer?

Saludos y gracias por pasar
Asterión ha dicho que…
William: estoy de acuerdo en los ejemplos que usted pone, la única diferencia es que en este caso, Queen no sería el "opuesto" o la "versión degradada" de un "arte mayor", sino que es otra posibilidad del arte.

¿Hay música popular mala? Claro que sí. Igual que hay música académica mala. Pero hay mucha música popular muy buena, de gran calidad, que es arte y no necesariamente por su compración con la académica. Insisto, la comparación sale sobrando.

Ahora, si su idea es realmente "aprender", flaco favor hace si de entrada señala que algo es basura sin haberlo estudiado y analizado.

Por lo demás, sí, repito, de acuerdo.

Saludos y garcias por su visita
wílliam venegas ha dicho que…
¡Listo! Coincidimos en mucho o en todo.
Guisela Vargas ha dicho que…
definitivamente por mucho la mejor cancion de QUEEN, una letra impresionante, fuerte, tosca..musicalmente hablando la voz de Mercury toma una tonalidad suprema, creo que de baritono..y aqui se muestra esa pasion del difunto por la opera..ademas un video bien armado.
genial compositor, ..sin dejar de lado a dylan, a richards, y esta mancuerna de los chicos modositos y buenos de liverpool, je je..
como decimos en tiquicia
"mae que piezon"...
Asterión ha dicho que…
William: y si no, todo lo contrario, jeje.

Guisela: así es, un piezón. Mercury era barítono, pero siempre intentando ser tenor. Sú música es un itinerario de ese intento.

Saludos a ambos
Tandro ha dicho que…
Simplemente es increíble. Temazo de Reina.
Asterión ha dicho que…
Tandro: bienvenido a esta casa. Y sí, un temazo.

Saludos y gracias por pasar
Fernando ha dicho que…
Hola Asterión, concuerdo con tus palabras. Esta cancioncita de Queen es brillante, creó que plasmó tempranamente todas las ambiciones musicales del grupo: hard rock, baladas, progresivo, toques operísticos, glamour...

Cómo es característico en mi, tal vez sea algo de "rebeldía" roquera, hoy en día encuentro más atractivo el tema INNUENDO, el cual si bien tiene una estructura similar me ha quedado grabado como el último toque de genialidad del excepcional Freddy Mercury.

Encuentro el juego vocal tan característico de la parte media muy similar en su concepción a lo que The Beatles hicieron 6 años antes para "Because", en el cual John, George y Paul cantaron en el mismo micrófono y luego George Martín y Geoff Emerick triplicaron esa performance para generar ese efecto coral sublime.

Un abrazo
Fernando
Asterión ha dicho que…
Fernando: bueno, creo que llegaste el lugar justo, jeje, porque aunque no lo prefiero a este, el tema "Innuendo" sí es quizá mi segundo favorito. Efectivamente, pareciera una especie de segundo intento rapsódico.

Sin embargo, si no me equivoco, el tema es realmente de Roger Taylor (aunque aparezca acreditado a Queen).

En sus inicios, ellos tenían un acuerdo (promovido por Freddy, en realidad), de que quien escribiera la letra era, virtualmente, el creador de la canción. Nunca me quedó claro si en esto incluían la melodía, porque es claro que no se puede obviar dicho crédito en la creación de un tema. Por eso, simepre pensé que "Bohemian" era letra de Freddy y música del grupo, pero los datos parecen indicar que incluso gran parte de los arreglos son suyos.

El lado B era "I`m in love with my car", de Taylor, quien luego exigió regalías por igual. Con este antecedente, tiempo después decidieron compartir créditos. Pero bueno, el asunto es que pareciera que "Innuendo" es de Taylor.

En "A night at the opera", May compone "Prophet song". Un temazo en el que Freddy hace todas las voces del canon. ¿Cuál es la composición de May? ¿Habrá compuesto este arreglo de voces?

Esto me hace pensar que el aporte de los tres fue vital (menos Deacon), y por eso, de alguna forma, May y Taylor siguen juntos como Queen, intentado que se reconozca tal aporte.

En cuanto a los coros, coincido, "Because" es antecedente directo.

Saludos y gracias por pasar
Fernando ha dicho que…
Hola, no tengo bien en claro el tema de acuerdos de créditos autorales/compositivos, pero teniendo los discos de Queen he visto que siempre se ha acreditado cada canción a una persona, excepto en Innuendo (el disco), en donde todas las canciones figuran como compuestas por QUEEN.
A mi criterio, los temas rockeros y countrys son de May (We will rock you, fat bottomed girls, 39, etc), mientras los que tienen toques m´s de music hall, ópera son de Mercury; también Deacon tenía cierta predisposición a componer temas más pop o a la moda (you're my best friend o another one bites the dust)y Taylor, para mi el punto flojo de Queen, al componer cosas como Radio Ga Ga me deja sin fundamento para defender sus intereses compositivos.

saludos!
J.P. Morales ha dicho que…
Ese asunto de la composición es un enredo siempre. Recuerdo que cuando empecé a escuchar The Who, noté que la canción My generation está acreditada a Pete Townsend, guitarrista, sin embargo, la misma trae un solo de bajo que probablemente fue compuesto por John Entwistle, encargado de ese instrumento. Siempre me ha parecido que en ese tiempo, efectivamente se le acreditaba la pieza al que escribiera la letra y la melodía de la voz, la cual genera la armonía en que se tocará todo lo demás. Me viene a la mente también el caso de Light my fire de los Doors, que se le acredita, si más no me equivoco, a Robby Krieger, guitarrista, a pesar de que él solo escribió la letra y la melodía, pero la soberbia entrada de órgano por supuesto que salió de la mente y los dedos de maestro Ray Manzarek. En fin, es difícil a menudo saber de quién es qué. Pura vida.
Asterión ha dicho que…
Fernando: yo más bien pensaría que el eslabón débil del grupo es Deacon, a pesar de haber aportado algunos buenos temas.

Por ejemplo, vocalmente su aporte es nulo, y pensemos solo en el aporte de Taylor para el coro de "Bohemian". También en instrumentación, Deacon tocó el bajo y de vez en cuando alguna otra cosa, pero Taylor empezó a aportar más, incluso en teclados.

Sobre su acuerdo de regalías, lo leí en una biografía que tengo por ahí. Sobre "Innuendo" como creaciòn de Taylor, lo había visto en varios sitios. Pero acabo de ir a la página de Wikipedia, y veo que ahora aportan más datos para señalar que todos aportaron, especialmente Mercury. Revisaré el asunto más detenidamente.

J. P.: completamente de acuerdo con vos. En la música popular resulta complicado. Yo considero que el crédito es para la letra y la melodía, porque eso es una canción, al menos desde la Edad Media: "un poema para ser cantado". Lo demás son los arreglos, la interpretación, la producción, la grabación y las mezclas.

Ahora bien, el asunto no es tan fácil cuando un solo, como el de "Light my fire", es tan importante, notorio y extenso.

Un caso curioso, y poco visto, es con el "Chinese democracy". En cada tema aparecen sus creadores, pero aparte se consigna "All lyrics and melodies: Axl Rose." Eso hará suponer que los demás nombres se refieren a los arreglos e instrumentacion.

Saludos a ambos y gracias por aportar
Asterión ha dicho que…
Fernando: esto es parte de lo que dice Wikipedia. No es santa palabra, claro, pero tiene sentido:

"Innuendo" began as a jam session in Switzerland amongst May, Taylor and Deacon in spring 1989. Mercury was upstairs and heard them playing the beat, and turned it into a song, creating the melody and starting off the lyrics. From then on they all four worked on polishing the track and Taylor took over the lyrics (which were written as a tribute to Led Zeppelin and their song "Kashmir"). The middle section, written by Mercury, was included later and it featured a synth-orchestra programmed by producer David Richards and a flamenco interlude played by Yes guitarist Steve Howe, who had come to visit them and was asked to play what Brian May himself admitted he couldn't."

Esto reflejaría el aporte de Taylor. Y claro, la sección central sí que es muy Mercury.

Lo otro interesante es que May no pudiera tocar la parte en acústica, siendo tan bueno. Y claro, Howe se luce, porque son varias guitarras. Pero luego parece que la misma parte, en eléctricas, sí es de May.

Saludos
Fernando ha dicho que…
Asterión, muchas gracias por la clarificación en cuanto a como se creó Innuendo.

El comentario respecto al punto flojo que a mi entender es Taylor en Queen, se refiere a él como baterista. Sin ningún tipo de animosidad, sus temas o por lo menos los que públicamente se le acreditan, me parecen de lo más flojo del repertorio de la banda.

May es un excelente guitarrista, pero tocar flamenco es algo complicado si no tenés entrenamiento específico y ahí es donde Howe saca diferencia. Efectivamente Brian retoma en la parte eléctrica.

Lo de la inspiración en Kashmir de Zep puede confirmarse por la versión que hacen con Robert Plant en el Concierto Tributo a Freddy en donde tocan algo de Kashmir.

En el caso del tema de The Doors que comenta J.P., ellos si tenían un arreglo por el cual en los tres primeros álbumes los créditos serían para "The Doors" en conjunto, aunque es sabido que el tema es de Krieger. Entiendo que la excelente intro de Ray puede ser vista como un "arreglo" y no como algo inherente a la composición. Lo mismo para el solo de bajo del absolutamente maravilloso Entwistle en My Generation, es un arreglo, algo que "embellece" la canción pero que no modifica su esencia melódica.

Un placer.
Saludos
Fernando
Asterión ha dicho que…
Fernando: cierto, The Doors fue otro grupo que acordó acreditarlo todo en conjunto. Ahora, si mal no recuerdo, creo que Kriger tenía una estrofa, el estribillo y la melodía, y que Jim agregó la otra estrofa.

Concuerdo con vos en cuanto a los arreglos. La canción es la letra y la melodìa. Sin embargo, me inclinaría por hacer excepciones cuando las secciones instrumentales son tan largas y tan prominentes. Es decir, cuando los instumentos van detràs de la voz, y los solos sirven como intermedios entre partes, claro, son arreglos, pero cuando las secciones insturmentales toman la delantera, son parte integral de la canciòn. El caso especìfico de "Light my fire", casi casi podrìa sostenerse con los solos de òrgano y guitarra como un tema instrumental.

Saludos
Paula ha dicho que…
la verdad es impesionante esta cancion,
Asterión ha dicho que…
Paula: por supuesto. Saludos y gracias por la visita.
Soren Vargas ha dicho que…
Es impresionante. No hay mucho que agregar. Bueno, sólo una cosa. Es una idea que me viene rondando de hace día. ¿Cómo sería una traducción libre que, no importa su exactitud, mantuviera también el espíritu de la música?
Asterión ha dicho que…
Soren: ¿Podrías ampliar un poco más tu inquietud? Así me deja un poco a la deriva.

Saludos
Soren Vargas ha dicho que…
Me refiero, si en lugar de traducir al pie de la letra, la letra... se escribe lo que se siente entre la letra y la música. Es un poco tonto, pero no tanto.
Asterión ha dicho que…
Soren: te entiendo, y para nada tonto. Es una posibilidad de traducción, porque entiendo la traducción como una interpretación. Soy partidario de que las adpataciones o traducciones se alejen de una u otra forma del "original" y logren crear todo un nuevo abanico de opciones. Claro, también hay casos en que el alejamiento es mínimo,apenas el pasar de un idioma a otro porque incluso el texto así te lo va pidiendo.

Específicamente sobre "traducir" lo que "se siente entre letra y música" creo también que respondería a un ejercicio infinitamente subjetivo. Pero habría que ahondar más en el problema y probar.

Saludos
Soren Vargas ha dicho que…
Claro, pero no infinitamente. Sería un ejercicio interesante entre varios. Me parece que traducir canciones no es como traducir poemas, uno debería darse más licencias.
Asterión ha dicho que…
Soren: no veo diferencia en tanto formalmente una canción es un poema hecho para ser cantado. Igual, las licencias serán elección del traductor, y puede tomarlas en un poema o en la letra de una canción.

Comprendo tu inquietud, pero el ejercicio sería otro, muy válido e interesante, claro.

Saludos

Entradas populares