16 feb. 2010

De la patria y del alma (el luto)

 
Salvador Dalí, Metamorfosis de Narciso, óleo sobre lienzo, 50, 8 x 70, 3 cm, 1937. 

El pasado ocho de febrero fue un día nefasto. Amaneció oscuro, como en los antiguos mitos. Laura Chinchilla (y por ende el continuismo de un grupo liderado por los Arias) resultaba electa presidenta de Costa Rica. Esa madrugada, a las 2: 30, había fallecido mi padre. 

Hoy, nueve días después, una palabra ¿? me vino a la mente, y de ella, llegar a Charles Baudelaire, el poeta más grande que se haya conocido, fue un salto. De Las flores del mal: 

El enemigo

Mi juventud no fue sino un gran temporal
Atravesado, a rachas, por soles cegadores;
Hicieron tal destrozo los vientos y aguaceros
Que apenas, en mi huerto, queda un fruto en sazón.

He alcanzado el otoño total del pensamiento,
Y es necesario ahora usar pala y rastrillo
Para poner a flote las anegadas tierras
Donde se abrieron huecos, inmensos como tumbas.

¿Quién sabe si los nuevos brotes en los que sueño,
Hallarán en mi suelo, yermo como una playa,
El místico alimento que les daría vigor?

-¡Oh dolor! ¡Oh dolor! Devora vida el Tiempo,
Y el oscuro enemigo que nos roe el corazón,
Crece y se fortifica con nuestra propia sangre.

18 comentarios:

PulperiaLindavista dijo...

Lo siento mucho.

Luissiana Naranjo dijo...

Oh dolor, perder un padre!lo he vivido, contigo en la poesía que resume ese dolor!abrazos fraternales

Leandro dijo...

Lamento de verdad escuchar esta noticia. La de tu padre, naturalmente; la política es un vaivén de transformaciones continuas sobre una materia que no cambia. La pérdida de tu padre, sin embargo, es algo que pertenece a un orden al que ninguna persona puede contestar. La poesía es quizás el fracaso más decoroso que podemos ofrecer frente a esta imposibilidad de respuesta. Animo, hombre.

J.P. Morales dijo...

Mis más sinceras condolencias. Estamos con usted hermano. Un excelente poema para la situación, de paso.

Víctor Azuaje dijo...

Gustavo: Mis condolencias.

Juan Murillo dijo...

Cuanto lo siento, Gustavo. Aquí estamos para lo que ocupes.

sedemiuqse dijo...

Eso es la vida..."El otoño total del pensamiento"...muerte y vida van unidas de la mano.

Sigamos en constante movimiento. caminando y recordando, sintiendo.
Estoy contigo.
Ánimo
Besos y amor
je = sonrisa

Asterión dijo...

Amigas y amigos: muchas gracias por sus palabras sinceras. De verdad que reconfortan.

Asimismo, un agradecimiento para quienes me han enviado correos.

Saludos. Y como siempre, gracias también por visitar esta casa.

"La poesía es quizás el fracaso más decoroso que podemos ofrecer frente a esta imposibilidad de respuesta"

Gracias, Leandro.

el tuerto dijo...

La lamento mucho.

Asterión dijo...

Tuerto: gracias por pasar.

Saludos

Alexánder Obando dijo...

Tavo: Ya nos habíamos comunicado en referencia a tu duelo, pero también gracias por este poema.

Valor, y que todo siga un mejor rumbo para vos.

Asterión dijo...

Álex: así es, vamos caminando con ánimo.

Saludos

Ophir Alviárez dijo...

Gustavo el poema habla pero sólo quien ha vivido esa pérdida sabe lo que es y lo que no se puede decir ni en versos.

Lo lamento profundamente. Un abrazo que intente reconfortar,

Ophir

Asterión dijo...

Ophir: es un poema hermoso... y doloroso, claro.

Gracias por tus palabras

pedernal de luna dijo...

Que dolor tan cosagrado, que tibio poema, como el hogar.Que personajes tan maravillosos unidos en otro lugar, en otro tiempo universal.La muerte es un umbral.Parte de él habitará simpre en ese destello de tus ojos.

Asterión dijo...

pedernal: bienvenida a esta casa. Muchas gracias por tu visita y tus palabras.

Saludos

Germán Hernández dijo...

No se puede perder lo que se lleva dentro... por eso decimos que ciertas verdades, ciertas personas, ciertas canciones, ciertas mentiras y verdades son entreñables...

Gracias por tu precencia entrañable.

Lo de la política lo profetice: no se puede luchar contra una estructura electoral como Liberación Nacional cuando la oposición se lanza con 6 flamantes candidatos anti TLC.

Asterión dijo...

Germán: gracias a vos por tus palabras.

En cuanto a la política... bueno, por ahora solo reina en mí el desánimo.

Saludos