24 sept. 2009

Pink Floyd I: "Shine on..."

En 1975, Pink Floyd lanza un álbum magnífico: Wish You Were Here. Dicho álbum contiene cuatro temas: “Shine on you Crazy Diamond”, “Welcome to the Machine”, “Have a Cigar” y “Wish You Were Here”. El primer tema es el que nos ocupa.

Esta canción, construida como una suite, en nueve partes, tiene una duración de 26 minutos. Como característica, está dividida en dos, para abrir y cerrar el disco. La primera sección comprende las partes I a V (unos 13 minutos), y la segunda, de la VI a la IX (unos 12 minutos). La mayor parte es instrumental, y maneja diversos tiempos y estructuras, que varían entre 6/8, 12/16 o 4/4. Asimismo, el estilo, siempre dentro del rock y el pop progresivos, se ve matizado por elementos del jazz, la música concreta o electrónica y la clásica.

La leyenda narra que durante la grabación de los temas, los integrantes del grupo observaron a un personaje en las sombras, rapado (incluso sus cejas) y pasado de peso. De repente, se dieron cuenta de que se trataba de Syd Barret, cofundador del grupo, guitarrista y cantante, y compositor de la mayoría de temas durante el inicio de su carrera. La idea del rapado de cabeza y cejas se usaría luego para el personaje Pink, en la película The Wall (1982).

 Syd Barret, Estudios Abbey Road, Londres, 1975

El asunto no sería curioso, si no fuera porque dos de los temas del disco estaban dedicados a él. En “Shine on You Crazy Diamond”, se habla sobre el ascenso y caída de un genio atormentado (¿cuál no lo es?), con una fuerte carga simbólica. Y en la otra, “Wish You Were Here”, la idea es esa: “Ojalá estuvieras aquí”, en referencia a la ausencia de Barret.

Barret fue echado del grupo, debido a su comportamiento errático, producto del consumo desmedido de drogas, y luego de eso, Pink Floyd pasó por un periodo de experimentación y búsqueda sonora, que cristaliza con dos obras maestras: Dark Side of the Moon (1973) y Wish You Were Here.

Barret no pudo vivir el éxito comercial del grupo, pero vivió de su propia leyenda, recluido en el sótano de la casa de su madre, en Cambridge, hasta el día de su muetre, en el 2006.

Yo, particularmente, considero que el grupo brilló realmente con el aporte de sus otros miembros, y que trabajos como los citados, junto con The Wall (1979) y The Divison Bell (1994), reflejan el verdadero talento y potencial de Waters, Gilmour y Wright. The Pipers at the Gates of Dawn es un buen álbum, pero el estilo de Barret apenas estaba en sus primeras etapas, y no pudo desarrollarse por completo.

Ficha técnica:

Título: “Shine on you Crazy Diamond” (canción-suite)
Duración: 26, 01´
Clave: inicia y domina en G m (sol menor), pero hay muchas variantes
Ritmo: 6/8, 12/16 y 4/4
Fechas de grabación: entre enero y julio de 1975
Álbum: Wish You Were Here (lanzado el 12 de setiembre de 1975)
Letra: Roger Waters
Música: David Gilmour, Roger Waters y Richard Wright
Arreglos y producción: Pink Floyd
Grabación y mezclas: Brian Humphries

Intérpretes:

Nick Mason: batería, percusión y efectos
Richard Wright: piano, piano eléctrico Fender Rhodes, órgano Hammond, clavinete, sintetizadores mini-Moog y ARP, voz y efectos
Roger Waters: bajo, guitarra rítmica, sintetizador VCS3, voz principal y efectos
David Gilmour: guitarras solista, rítmica, acústica y lap steel; sintetizador AKS, bajo, efectos y voz
Dick Parry: saxofones tenor y barítono
Venetta Fields y Carlena Williams: coros

Al inicio, los efectos que se escuchan son, principalmente, producidos por copas de agua, frotadas con los dedos, y que pertenecen a otro proyecto: Households Objects. Asimismo, al final de todo el tema, se puede escuchar un fragmento de “See Emily Play”, canción de Barret.

Seguí brillando, diamante loco

Recordá cuando eras joven,
brillabas como el sol.
Ahora hay un gesto en tus ojos,
como hoyos negros en el cielo.
Seguí brillando, diamante loco.

Quedaste atrapado en el fuego cruzado de la niñez y el estrellato,
llevado por una brisa de acero.
Vamos, vos, blanco de risas lejanas, extraño,
leyenda, mártir, vamos, seguí brillando.

Alcanzaste demasiado pronto el secreto,
lloraste por la luna.
Amenazado por sombras nocturnas
y expuesto a la luz.
Seguí brillando, diamante loco.

Y así, agotaste tu bienvenida con precisión azarosa
y viajaste en la brisa de acero.
Vamos, vos, delirante, visionario, pintor,
flautista, prisionero, vamos, seguí brillando.

Nadie sabe dónde estás,
cuán cerca o cuán lejos.
Seguí acumulando más capas
y me uniré ahí con vos.
Seguí brillando, diamante loco.

Y nos deleitaremos en la sombra de triunfos pasados,
y navegaremos en la brisa de acero.
Vamos, vos, infante, ganador y perdedor,
excavador de la verdad y el engaño, vamos, seguí brillando.

(Traducción: Gustavo Solórzano Alfaro, 2009. Aquí, en inglés.)

A través de los años, tanto Pink Floyd, sin Waters, como este o Gilmour en solitario, han interpretado el tema. A veces de forma abreviada, a veces en dos secciones. Por lo general, se han mantenido fieles a la versión de estudio, pero en los últimos años, Gilmour ha estado haciendo algunas versiones más sencillas, así que para cerrar, dos versiones en vivo. Una interpretada por Waters y otra por Gilmour (acompañado en los coros nada más y nada menos que por Graham y Nash). Y al escucharlas, a pesar de que soy pro Waters, debo inclinarme por Gilmour.
-->
-->

15 comentarios:

Leandro dijo...

Concuerdo con vos en todo, creo que excepto en la última línea. Hace muchos años grabé una versión del tema (todavía está en Seikilos), para dos saxos y percusión. Otra vez, el día de su muerte, se me ocurrió escribir en el blog lo mismo que dijiste vos acerca de la trascendencia de Barrett: me cayeron encima todos los fanáticos del loco.
Me gustó mucho tu traducción. Es una canción muy triste.

Alexánder Obando dijo...

"Shine on You Crazy diamond" es la obra maestra de Pink Floyd, y quizás hasta del género.

Asterión dijo...

Leandro: iré a ver si encuentro el tema. Me alegra que te haya gustado la traducción. Sin embargo, hay una parte que no me gusta del todo, la de las capas, los layers. ¿No hay otro sentido? ¿Otra forma de decirlo?

Lo de la última línea supongo que te referís a Gilmour y Waters. No sé, es que me parece que Waters, vocalmente aquí no hace un buen trabajo, o en todo caso, será la grabación. Por el contrario, Gilmour es mucho más delicado, más sutil.

Pues sí, siempre es difícil hablar de los muertos.

Alexánder: así es, una pieza magnífica, soberbia. ¿Por género te referís al "progresivo"?

Saludos a ambos y gracias por pasar.

Laura dijo...

podrias haber subido una foto de syd barret de cuando era joven.... q por dios si las hay buenas,,.....

Asterión dijo...

Laura: jaja, claro que sí, pero entonces no tendría gracia.

Saludos y gracias por pasar.

Heriberto dijo...

Sí Gustavo, la muerte de Barret -me parece que fue hace muy poco, pero ahora veo que fue en el 2006- volvió a remover los escombros de esa relación que al final se mitificó. Por cierto, no hay que perder de vista el juego de palabras entre "Shine on you..." y "Shame on you...", que es un recoveco que muchos creen reconocer.

Asterión dijo...

Heriberto: en el concierto Live 8, se dice que Waters estaba muy animado y tratando de compartir, pero que Gilmour ni lo volvió a ver y pasó con cara enojada. Allá cada cual, jeje. Igual, en un concierto del 2000, cuando Waters canta "Wish you were here", dice: "How I wish they were here", lo que muchos creen es una referencia a la banda.

Lo de "shine" y "shame" realmente no me convence, la parte fonética se parece pero no se acerca tanto. Y por los significados tampoco me suena mucho.

Saludos y gracias por pasar.

macizo dijo...

...Pink Floyd. Lo mejor de lo mejor de lo mejor.

Asterión dijo...

Macizo: casi, casi, jeje. Para mí, el segundo mejor grupo.

Saludos

Fernando dijo...

Hola,

Llegué hasta aquí gracias al amigo Octopus. Muy bueno el blog y este post en particular es "brillante"...el Floyd que prefiero es del Meddle/Dark side/Wish/Animals con Gilmour en la voz y Waters en la lírica. Me animo a decir que el tema en cuestión es un típico Gilmour/Wright con letra de Waters.
Respecto a los vocales de Roger, él mismo cuenta que los grabó línea por línea durante varias sesiones, ya que se quedaba sin aire.

Para el que tenga la posibilidad, le recomiendo ver el dvd de Gilmour en el Royal Albert Hall, entre sus extras hay escenas de los ensayos en un lugar que estaba, o casualidad, pegado al lugar de ensayo de Waters!!! y se da un encuentro, cuando menos, frío entre ellos.

Saludos
Fer-Stone

Asterión dijo...

Fernando: bienvenido a esta casa. Me alegro de que te guste.

El tema de los créditos en Floyd siempre me ha llamado la atención. Mientras que con The Beatles, a pesar de usar la fórmula Lennon / McCartney, se ha escrito tanto al respecto que hoy resulta fácil saber qué es de cada cual.

Por el contrario, con Pink Floyd no, aunque parece que vos estás mejor enterado.

Hasta el "Dark side..." no se especificaba quién componía las letras. Esto hace suponer que tanto Wright como Gilmour también escribían letras (lo cual es lógico asumir en las que solo ellos aparecen acreditados). Pero ¿qué pasa con los temas Gilmour / Waters o Waters / Wright? ¿Siempre fueron letra de Waters y música del otro o aquí sí se daba una verdadera combinación?

En un tema como "Whish you were here", se sabe que la letra es de Waters, pero aparte también se indcia que el tema es Gilmour / Waters. ¿Este es un crédito redundante o supone que la música es compartida? ¿Música se refiere a la progresión de acordes, la secunecia armónica o al a melodía o a todo junto?

En Queen, por ejemplo, el crédito iba para el que componía la letra, nada más: eso era lo que ellos considerababn la canción.

Bueno, larga la digresión y no sé si a todos los aficionados los obsesione este tema como a mí.

Saludos y muchas gracias por tu visita

Fernando dijo...

Tema complejo el de los créditos autorales/compositivos; mi opinión al respecto es que temas como Shine On... o Echoes por ejemplo, pueden surgir de una idea musical de Gilmour o Wright y los demás, en plan Jam, van añadiendo cosas y transformando. He leído en el libro "Inside Out" de Nick Mason (muy recomendable por cierto), que la melodía surgió de David y al escucharla, Roger comenzó a escribir una letra.
Desde Dark Side se dió la cuestión de que Roger creía que era muy importante que él cantase los temas que componía y de a poco fue relegando la participación vocal de los semás desde Wish you were Here en adelante...

Saludos
Fernando

Asterión dijo...

Fernando: sí, el tema de los créditos en la música popular sería de nunca acabar. Sobre todo en el caso de grupos que firman como eso, como grupo.

Yo considero que una canción es la letra y la melodía. Todo lo demás son arreglos. Por tanto, quein escribe la letra y hace lamelodía es el compositor del tema.

En inglés es interesante, porque "written" quiere decir que efectivamente el tema tiene partitura, es decir, se creó de forma profesional sobre papel. Pero la mayoría de grupos en realidad lo que hacen es "made up", es decir, inventar , como si fuese de la nada.

Saludos y gracias por pasar

Fernando dijo...

Siempre me gustó muchísimo el disco "Animals", la temática de las letras, "Dogs" sobre todo(anteriormente conocida como You gotta be crazy), me resulta muy interesante y la descripción casi psicoanalítica de Roger a esos personajes.

Si te tenés tiempo (y ganas), te hago una pequeña solicitud de tratar el tema.

Saludos
Fernando

Asterión dijo...

Fernando: de ese disco me gustan mucho "Dogs" y "Pigs on the wing", pero las otras dos no tanto. Ahora, líricamente sí resulta muy interesante.

Tu sugerencia es bienvenida, eso sí, veremos cuándo saco el tiempo.

Gracias por la visita