6 ago. 2009

Haikus


Fotografía: Aire, Laura López Medrano. Tomada de aquí.

Hace un tiempo, jugué con tankas y haikus. De estos últimos, surgió un conjunto de veintisiete, que se tituló, precisamente, "Veintisiete haikus (para las aves)". Comparto algunos con ustedes.

De "Veintisiete haikus (para las aves)"

El ciruelo florece,
el ruiseñor canta;
pero yo estoy solo.

Kobayashi Issa

1

Cuando descansan,
las aves son espejos
del infinito.

4

Si el viento calla,
las montañas entonan
nuevas canciones.

5

Te vi desnuda.
Tu mano reposada…
y tu cintura...

6

Caen las hojas,
el tiempo detenido:
serenidad.

9

Hoy lo presiento,
mañanas de verano
y una paloma.

10

La rama añeja
se desprende en el aire:
tu risa canta.

12

Hoy estoy solo.
Lejos del aire frío
brilla tu risa.

15

Las estaciones:
pequeñas dagas rojas
inalcanzables.

16

Si el cielo calla
robaré tus silencios
para alcanzarte.

17

La suave lluvia
amaina los segundos:
todo está en calma.

19

Un pajarillo
canta lejos del nido:
hoy es invierno.

20

Las verdes ramas
habitan el crepúsculo
y nada importa.

26

En la mañana
observo el cielo oscuro:
la brisa pasa.

27

He visto pájaros
que en su vüelo inventan
la eternidad.

En Letralia (año XII, n.° 179, 21 de enero de 2008), los veintisiete haikus en una versión preliminar.

13 comentarios:

Lola Torres Bañuls dijo...

Me parecen unos haikus muy acertados, en el sentido de que recogen un instante y hablan de la naturalza. Y muy bonitos.

YO también tengo kaikus y la intención de escribirlos o unificarlos en un conjunto.

Un abrazo.

Asterión dijo...

Lola: pues esa era la intención. No solo apegarme a los tres versos 5-7-5, sino también a la idea de instante y a la mención de la estación correspondiente (aunque vagamente en muchos casos).

Un abrazo para vos y gracias por la visita.

Lola Torres Bañuls dijo...

Justo estoy revisando la carpeta de mis haikus.

Hay un foro en Internet que trata de los haikus y además está muy bien. Creo que se llama paseos.net o algo así.

Un abrazo.

la_gaviota dijo...

hola, muy ineresantes los haykus un abrazo gracias por compartirlos

Asterión dijo...

Lola: gracias por el dato. Saludos.

La Gaviota: muchas gracias a vos por leerlos. Saludos.

Leandro dijo...

El número cuatro me gustó más que todos. Creo que estos serían buenos ejemplos de "lo breve y lo delicado" de cuando discutíamos en el otro post sobre la longitud de las obras.

Asterión dijo...

Leandro: mi favorito es el último. Los puse en parte por eso mismo, por el tema de la brevedad. Aquí me someto a las críticas.

Saludos y gracias por pasar.

ángel dijo...

Gracias por esta gavilla de trazos al aire de su propia imagen por 17 sílabas confiadas.


Saludos...

Asterión dijo...

Ángel: un placer lanzar esos trazos.

Saludos.

Lluís Salvador dijo...

Hola:
Los haikus son esos poemas que han sido ridiculizados repetidamente, y abusados con tanta constancia que uno (esta vez sí, se enciende). Por fortuna, tienes demasiado respeto por las formas clásicas como para caer en las maneras que hicieron que en la poesía catalana de hace quince años, todo el mundo CREYERA que escribía haikus.
Yo establecería un examen de grado y conocimiento para todo presunto poeta que quisiera escribir uno, y condenaría a treinta años y un día al que suspendiera. Disculpa lo flamígero del comentario, pero es que aún me dura el empacho.
Y ahora pasemos a tus haikus, que, como bien has aclarado y se percibe, respetan la forma tradicional (y es que no hay otra).
El 12, 15 y 17 me parecen particularmente brillantes, en toda esencia personales y muy acertados.
Puesto que un haiku casi siempre corre el riesgo de caer en lo enigmático por mor de su concisión, el conjunto me hace pensar que debiste sudar tinta al escribirlos, para encajarlos por una parte en la métrica y por otra en las intenciones.
Como siempre, un placer leerte, Gustavo.
Un saludo!

Asterión dijo...

Lluís: comprendo perfectamente tu empacho. Esa tendencia es parte de lo que he venido criticando: nadie quiere hacer sonetos porque son muy "anticuados", pero resulta que de repente todos quieren escribir haikus. Debe ser porque sí son muy modernos y actuales. Y bueno, el resultado es cualquier cosa con forma de cualquier cosa.

En mi caso, he criticado que en nuestra cultura todo sea breve, pero también he bebido de esas aguas, porque sí creo que es posible hacer cosas breves y buenas. Los haikus, claro, transplantados de otra cultura, como todo, son un ejemplo.

Me di a la tarea de escribir un conjunto de haikus, 27 en total, para jugar con las cábalas, y que respetara en la medida de lo posible el espíritu de esta forma estrófica y filosófica. Sí requirió tiempo, porque a cada rato veía detalles que se me iban, especialmente en la métrica, pero creo que el resultado, un ejercicio necesario, es algo aceptable.

Saludos. Muchas gracias por pasar y por tus apreciaciones.

ViviSol dijo...

Mi preferido es el doce.

Saludos.

Asterión dijo...

Vivi: gracias por tus palabras y por tu visita.

Saludos.