16 may. 2009

La infancia perdida II (cortos)

Para continuar con el tema de la infancia, comparto con ustedes un cortometraje del genial creador holandés Micahel Dudok de Wit, el maravilloso film animado Father and Daughter [Padre e hija, Holanda, 2002], el cual ganó un Oscar en el 2001 en su categoría (aunque esto no diga mucho a su favor). Una obra maestra desde todo punto de vista, absolutamente conmovedora.



Guión, animación y dirección: Michael Dudok de Wit.

Música: Normand Roger.

Duración: 8, 08´







Y de paso, aprovecho para dejar dos cortometrajes más de este director.



The Monk and the Fish [El monge y el pez]







The aroma of tea [El aroma del té]





15 comentarios:

Lussy poeta dijo...

Desgarradora sensación de espera en el "El padre y la hija" y luego culmina con la lucidez de la muerte anunciada, muy bello.
El juego musical y visual del "aroma del té", es fantástica...

Leandro dijo...

Es un poco un lugar común, pero tiene escenas muy logradas. Mucho trabajo con las sombras y los reflejos, está muy bien. Ahora, la música... no.

Asterión dijo...

Lussy: para mí, esa es la palabra, desgarradora.

Leandro: ¿te referís a los tres cortos o solo al primero? Ampliá un poco sobre la música.

Saudos y gracias a los dos por pasar.

Leandro dijo...

Hablaba sólo del primero. Los otros dos no me llegaron mucho. Respecto a la música, me resultó un poco intrusiva: ya el comienzo con "Las olas del Danubio" me llevó a la Rumania alegre de fin de siglo XIX, los valses populares, bueno, fuera del ambiente melancólico de una despedida, que es lo que propone el corto. Luego el corto muestra muchos momentos de añoranza, de nostalgia, de vuelta al momento ése del pasado, y la música tiene demasiada presencia. Mientras los dibujos son despojados, con mucho espacio, pocos elementos, con sombras y siluetas, la música llena todo, no corresponde a lo que se ve. Hice la experiencia de verlo sin música, y gana muchísimo con el silencio. El corto, visualmente, es excelente.
Lo opuesto pasa con el último: ese concerto grosso al principio va muy bien, pero después, cuando música e imagen quedan sincronizadas, siento que una sobra, porque son redundantes. En ambos casos la música debería ser complementaria, nunca duplicando lo que se ve ni oponiéndosele.

Asterión dijo...

Leandro: nunca había percibido que la música fuera intrusiva. Particularmente, me parece que se adapta perfectamente. Sin embargo, aquí debo reconocer que tenés un oído entrenado, y que a lo mejor llevás bastante razón. Hice el ejercicio de verlo sin la música, pero realmente ya no puedo. Algo valioso me falta sin ella.

Lo que señalás sobre el complemento sí lo comparto plenamente. Nunca un recurso debe exagerar el gesto de otro recurso.

Saludos.

Alfredo Campos dijo...

Hola Asterion!
Felicitaciones por tu súper Blog.
Soy Alfredo, el blogmaster del Beatles All You Need is Blog.

Quiero invitarte a que formes parte del Foro del Club de Corazones Solitarios del Sargento Pimienta y expongas tus puntos de vista sobre Los Beatles y otros tópicos que ahí se presentan sobre la música actual.

La dirección del nuevo Foro es:
http://jopageri.activeboard.com

Ojalá que tengas tiempo de darte una vuelta por el Foro y, mejor que eso, que quieras formar parte del mismo. Dado que empieza a formarse, tienes el prospecto de ser miembro fundador y hasta moderador, si acaso tuvieres interés, en un futuro.

Gracias y de nuevo, felicitaciones por tu blog que pronto enlazaré con el mío y también pondré en el nuevo Foro.

Atte AC

Asterión dijo...

Hola, Alfredo: qué bueno que decidiste dar una vuelta por aquí.

Entraré al foro. Gracias por la invitación.

Saludos y gracias por pasar.

Leandro dijo...

Bueno, naturalmente aquí no se trata de llevar la razón: es una cuestión meramente de gustos. A veces la vehemencia con la que uno sanciona esconde la convicción de que nadie es autoridad en nada, ni siquiera el autor. Basta que una obra llegue a alguien para que ese espectador afortunado sea el recipiente más adecuado (¿tal vez en vez de "la autoridad" podemos decir que es "la espectadoriedad"?). Ser músico no confiere otra jerarquía, creo que al fin todos escuchamos con los oídos, contamos, al igual que los demás, con el gusto que hemos desarrollado. Hay, después de todo, músicos que tienen un gusto pésimo, y no me pidas nombres ;)

Asterión dijo...

Leandro: concuerdo con la idea del espectador, de su parte en el proceso. También, en que hay músicos con gustos pésimos, e incluso, en que cada quien tiene derecho a sus gustos.

Sin embargo, la crítica sí requiere de conocimientos, que son propios de una profesión o disciplina. Es necesario tener herramientas teóricas para analizar un texto. Cualquiera puede opinar, cierto, pero no cualquiera puede analizar porque no cualquier conoce el oficio.

Pero claro, tema para no acabar.

Saludos.

LA ESFERA CULTURAL dijo...

Francamente y desde una mínima autoridad que me da ser un consumidor de cortometrajes y realizador y director de alguno, a estos trabajos le falta dinamismo, les cuenta arrancar y sería complicado que engancharan a algún espectador sin referencias como las aquí expuestas. Un cortometraje te tiene que agarrar desde el primer segundo y no soltarte

Asterión dijo...

La esfera cultural: bienvenido al blog.

Considero que las personas que se dedican a un oficio, o al menos conocen bastante de él, tienen todo la autoridad para manifestar sus criterios. Así que adelante, si sabés de cine, yo encantado.

En cuanto al primer corto, sobre todo, a mí me enganchó de una, y yo no tenía ningún marco de referencia ni sabía que lo iba a ver ni sabía que existía. La construcción es sumamente clásica, tanto en la animación como en la música. Asimismo, el tema es un arquetipo muy bien logrado.

Saludos y gracias por tu visita.

Rafa dijo...

vi que dejaste la publicidad de tu blog en un comentario en Apostillas literarias, y vine a ver los videos. El primero lo tiene también Apostillas l., los otros 3 no los habia visto, no están mal.

Asterión dijo...

Rafa: y afortunadamente me funcionó la publicidad, jeje. En todo caso, siempre se agradece un lector.

Saludos y bienvenido a este espacio.

Rafa dijo...

siempre funciona no hablar del post que se visita y solo pasar a hacer publicidad. Es de ética bloguera...

Asterión dijo...

Rafa: bueno, en esto debo salir en mi "defensa", puesto que sí comenté sobre el post de Magda. Me referí al corto que ella compartía como maravilloso, entre otros adjetivos. Luego, la "publicidad" que hice tenía relación directa. No fue así como que el post era sobre libros y yo promocioné una cerveza, cosa que he visto por ahí (y sin saludos siquiera). Dentro de la "ética bloguera", la idea es compartir e interecatuar, y si a los visitantes de aquel blogs les gustaron esos cortos, aquí había otros que podrían resultarles de interés. De hecho, ni "publicidad personal" resultó, era para los cortos.

Saludos.