14 ene. 2009

Crístofer Arias inaugura su exposición Jardín de la infancia

* Haga click en la imagen para agrandar.

El jueves 15 de enero, a las 7: 00 p.m., el amigo y pintor Crístofer Arias inauguró su exposición pictórica Jardín de la infancia, en Kfenova (café, galería, lounge), en Cartago centro. Dicha exposición estará abierta hasta el 15 de febrero.

Aquí y aquí pueden ver otros de sus trabajos.

32 comentarios:

Lilya Nuratis dijo...

que pena estar tan lejos....

de todos modos seguire acercandome a este calido rincon de Asterion

Besos
Lilya

Luis Moreno Villamediana dijo...

¡Feliz cumpleaños, Gustavo! Fuiste muy inteligente al hacer que en esta fecha tu post fuera una invitación a un acto ajeno: te lo venías venir, adivinaste que cualquier otro asunto hubiera provocado una andanada de rodeos festivos. Pero el día todavía es joven, más joven que tú, de hecho (ya con esta insinuación sobre tu edad estoy tratando de activar los crímenes escriturales de varios lectores tuyos, los sospechosos habituales). ¡No nos des la espalda!

Un abrazo.

Luis Moreno Villamediana dijo...

P.D. Obviamente, el paquete con los dos libros aún no te ha llegado. Era mucho esperar del correo local…

Carolina dijo...

Gustavo, es contigo, deja la seriedad. Las crisis de los 30 se superan en los 40 y así sucesivamente. Buen día de cumpleaños. Luis y yo teníamos una confianza pesimista en que tus libros llegarían para tu aniversario, pero bueno, ya llegarán.
Abrazo y buenos deseos.

Asterión dijo...

Lilya: no importa, ya llegarán nuevas oportunidades de compartir. Por ahora, al menos podés ver algunas de sus pinturas.

Y yo espero que sigás visitando mi casa.

Saludos.

Luis: para nada fue premeditado, más bien salió ayer por mi negligencia. Y cómo se te ocurre, para nada les doy la espalda, y aquí los espero a todos, con queque y demás.

Carolina: para nada serio, es que me estoy acicalando para la fiesta. Pues ya ves, los correos suelen funcionar contra la astrología. Solamente sigamos esperando.

A ambos, muchísimas gracias, de verdad, hondas y sinceras, por tener presente mi natalicio.

Víctor dijo...

Feliz cumpleaños Gustavo:

Yo sabía que tantas afinidades no podían ser casuales: otro capricornio.

Con respecto a los libros de Luis: no me confiaría de que haya escrito la dirección correcta ni pagado el monto necesario.

Un abrazo,

Carolina dijo...

Pues, yo fui con Luis ese día al correo. Y me fijé que cuando le dijeron el monto del envío, Luis preguntó si "ahí no fiaban". Y otras veces lo he visto firmar con una X. Puede que Víctor tenga razón.

Víctor dijo...

¿Debe agregar algo a la irrefutable prueba de Carolina?

Gustavo: los libros llegarán con la etiqueta de "Clásicos" en la sección "Dimensión desconocida".

¡Que siga tu fiesta¡

Luis Moreno Villamediana dijo...

Hoy es día de actuar a favor del cumpleañero y contra la calumnia. Gustavo, no es cierto lo que sugiere Víctor y apoya Carolina: el envío lo pagué con un cheque que firmé con la huella digital de mi pulgar izquierdo. Lástima que ya la fulana Lozada tenga un ejemplar de ese libro de poemas que acaban de publicarme; no se lo merece, de allí que le sugiero que se lo entregue a la Biblioteca del Congreso en Washington. Eso sí, a Víctor le recomiendo que espere sentado: ese nuevo clásico instantáneo de las letras criollas realmente va a extraviarse y jamás lo alcanzará dondequiera que él viva. ¡Por maluco! Ahora, a seguir con lo nuestro: la higiene, el queque, los amigos de verdad.

Carolina dijo...

Víctor envejecerá esperando el ejemplar. Y de paso con el fondo musical de la Dimensión desconocida. Y la voz de Rod Serling detrás, acunuda en su pabellón izquierdo (como el pulgar de Luis), diciéndole "¿qué no es posible? Todo es posible en La Dimensión desconocida."
En cuanto a la sugerencia de Luis: ¿Puedo entregar mi ejemplar autografiado a la biblioteca local?

Luis Moreno Villamediana dijo...

Carolina, te recuerdo que aquí no existe tal cosa llamada “biblioteca local”: la cerraron al darse cuenta el encargado de que la gente sólo leía los letreros que había en las paredes de la ciudad (de allí que la política autóctona sea tan… popular, digamos). Te recomiendo, por eso, que si no te agrada la Biblioteca del Congreso, le envíes tu ejemplar a Cristofer Arias (debemos recordar que este post es sobre su exposición). Menos mal que lo autografié con tinta reciclable: bastan unos trazos para hacer que tu nombre se vuelva otra cosa. Si no te gusta la idea, te reto a que me lo digas en mi cara esta noche en Kfenova, en Cartago centro, donde asistiremos a la apertura de la exposición “Jardín de la infancia”, con Gustavo (y tal vez con el Gustavo cuatreto y con Lluís, pero con Víctor ¡no! Y PUNTO).

Carolina dijo...

No, Luis, sí me agrada la Biblioteca del Congreso; sólo que en el Correo no fían, como tú mismo pudiste comprobar. :)
Gustavo, ¿dónde habrá celebración real?

Luis Moreno Villamediana dijo...

En el correo aceptan prendas en consignación, Carolina; recuerda que una vez dejaste en empeño otro libro que te regalé, hasta que reunieras el dinero necesario. Y como era la Biblia, la cosa se arregló así: ellos con su pago espiritual y tú sin salvación. Y la fiesta, como todos sabemos, será en Kfenova, en Cartago centro. ¡Estamos todos invitados! (1)

(1) Menos Víctor, se entiende.

Lluís Salvador dijo...

Hola:
Merry Christ.. ¡Ay, no!
Bueno, bueno, qué callado te lo tenías, Gustavo, y qué fiesta habéis montado aquí.
En fin, a lo que iba (venía por las bebidas virtuales, yo a lo mío, pero hay que cumplir) ¡Feliz cumpleaños!
En mi nombre y además en el de Dani González, con el que mantuviste una conradiana polémica, y que escribe:
"Ostras.... No quiero pasarme de entrometido, pero intercambié algunos comentarios con Asterión en el "post" de "El duelo", de Joseph Conrad... I por esto quiero felicitarlo: felicidades Asterión!
Dani"
En fin, después de desearte que cumplas muchos más (y de indicar que da igual a dónde se mande el libro, jamás llega: se lo queda el cartero; siempre me ha intrigado el hecho de que en Correos deba y tenga que acumularse el mayor porcentaje de lectores que existe en el mundo, por la de libros que se "pierden" en sus manos), vuelvo por mis fueros. Estás fichado, amigo, de modo que prepárate cada quince del uno, y ¿dónde está esa cosa tan marxiana que se llama ponchera?
Un saludo a todos.

Asterión dijo...

¡Puta!, ya no puede uno ni ir almorzar tranquilo. Aquí hacen fiesta o funeral y sin el difunto.

Víctor: muchas gracias. A ver, capricornio, ¿cuál es tu fecha?

Luis y Carolina ( y viceversa) y Víctor):

Primero, Luis me dijo que me enviaba el libro como en agosto de 2008, y me pidió que me dedicara otras cosas mientras esperaba. Y nunca llegó el libro. Resulta que recién en diciembre me dice que ahora sí lo había enviado, o sea, que la primera vez fue pura joda... así que aquí estoy, dedicadoa otras cosas mientras espero, esta vez, dos libros en lugar de uno, generación espontánea, que llaman.

Ahora, en defensa de Luis, su dedo y su escaso peculio (falta de dienro, que se entienda bien, eh), y como es el único que insiste en que es mi cumpleaños y por eso debo ser tratado con generosidad, debo reconoceer que los empleados del servicio postal de Costa Rica son conocidos por sus afición a sustraer libros y discos (perfumes, dinero u otros no les interesan). De hecho, hoy algunos estarán en Kfenova, donde yo no estaré, por diversas razones (lo menciono para que cuando lleguen no me esperen).

Saludos de nuevo.

Asterión dijo...

Lluís: faltabas vos, que ya estabas por acá mientras respondía a esos otros desconsiderados.

Gracias y saludos de mi parte a Dani, que espero verlo de nuevo con más textos.

Y ya ves, te me adelantaste con la mención a los empelados de correos, y su desmesurada afición a la lectura.

A por esas bebidas y a descorchar.

Asterión dijo...

Carolinam, me olvidaba. Celebración real esta que tenemos aquí. Fuera de eso, seguramente voy a por ahi a cenar y el domingo mi familia me hace un queque. Eso es todo, así de moderado soy, jaja.

Natasha Tiniacos dijo...

Oh, cielos. Invasión sensacional.

¡Feliz cumpleaños, Gustavo! Qué buen día de nacer, igual que Martin Luther King Jr. (a quien admiro por lo obvio ¡y por ser la razón de un día de fiesta en mi trabajo!). Juro que entré hace unas horas y sólo vi un comentario en esta entrada. Ahora hay catorce, guao. Tienes un poder de convocatoria propio de los nacidos un quince de enero (que se prepare la gente en Cartago). Además, hoy es día del maestro en Venezuela, más razones para celebrar (tal es mi oficio, del que no estoy plenamente enamorada, pero es que hoy es... 15 ¡día de paga!). Dios, concédeles la vida eterna a todos los nacidos un día como hoy.

Te ofrezco un brindis virtual que otros deberán perderse por andar de mocosos. Pásala súper.

Carolina dijo...

Yo quiero pronunciarme en nombre de todos los agraviados por la adicción de los señores del correo. Amigos carteros, ¿para qué quieren retener ustedes unos versos surrealistas y algunos poemas de un ciudadano con apellido de la nobleza? Que de noble tiene el alma y el apellido, pero no el bolsillo. Y por eso debe pedir a crédito sus servicios postales. No es justo, señores carteros, lectores de los libros con otros destinatarios. Así que propongo hacer una carta en colectivo para quejarnos. Ahora que el pobre muchacho se quedó sin sus libros de cumpleaños.
En cuanto a Luis (que no Lluís, aunque a estas alturas y con tanto trago en esta fiesta, ya no sé ni cual es cual, avivando así el asunto de los dobles bizarros), debo decir que me quedé sin Biblia, por haber empeñado a dios y no ir a recogerlo en el servicio postal.
¿Ya se acabó el whisky?

Carolina dijo...

P.D. Qué raro que no han llegado cuatreros a esta fiesta.

Carolina dijo...

P.D2: Sí, ya sé debí escribir "cuál es cuál", pero con este whisky adulterado, agradezcan que pueda escribir.

Asterión dijo...

Natasha: y como verás, ya esto va por 21 comentarios. Claro, debemos reconocer que eso se debe al incansable trabajo (y falta de oficio) de dos, tres y ahora cuatro venezolanos (la representante argentina sí vino por la exposición): dos de ellos radicados en EE.UU. Por eso, como una estrella pop, estoy recogiendo fondos para hacer una gira promocional por ambos países, y retribuir así como se debe.

Gracias por pasar y un brindis por vos.

Carolina: a pesar de tu defensa de los de correos, ellos seguirán empeñados en construir la biblioteca más grande del mundo, basta e infinita como la de Babel (para rendir homenaje a Borges y a tu Biblia).

Y perdón, pero el whisky adulterado no lo traje yo, eso debió ser el regalo de algún invitado malintencionado.

Luis Moreno Villamediana dijo...

Hay que quitarse el sombrero ante los carteros de Costa Rica, que sólo roban libros y discos. Los de otras partes, como han señalado diversos usuarios de este blog, se roban también los perfumes y el dinero. En esas malas costumbres andan hasta las cigueñas. Hora de rememorar: cuentan mis padres que, después de quien hoy es mi hermana menor, habían ellos encargados otro niño; pero la malhadada avezuela pactó con los vecinos, responsables de puros hijos feos, y les vendió ese otro vástago de la familia Moreno. Ya es hombre, claro está, y como físicamente se parece a mí, según dicen, es el orgullo de la casa. Por cosas como ésas se debe comprender que ciertamente le había prometido el libro a Gustavo en agosto pasado, pero aquí los carteros son tan aviesos y maulas que te roban aun antes de que pises la oficina postal. Esta noche, cuando celebremos el cumpleaños de Gustavo y la apertura de la exposición “Jardín de la infancia”, de Cristofer Arias (en Kfenova, Cartago centro, a las 7 PM), podemos redactar la susodicha carta de queja. ¡Que aparezcan los libros! Mientras tanto, brindemos por la salud de GSA y MLK Jr. Porque es un buen compañero, porque es un buen compañero…

Carolina dijo...

Gustavo, aprovecha tu día y comienza la recolecta para que vengas en julio, en fechas de la Bienal Literaria Mariano Picón Salas.
Creo que el whisky adulterado lo trajo Víctor, porque vino y se fue. Ni siquiera quiso probar la bebida.
¿Dónde está Víctor?

Carolina dijo...

A todos, cumpleañeros, carteros, remitentes y destinatarios. Por hoy cierro con esta noticia:
14 de enero de 2009, 08:47 AM
Zagreb, 14 ene (EFE).- Una postal enviada hace 15 años desde Praga hacia Zagreb acaba de ser recibida por su destinatario, en un curioso caso de retraso en el correo.


Según informó hoy el diario croata "Vecernji list", un vecino de Zagreb acaba de recibir una postal que se envió a si mismo como recuerdo de su viaje de fin de estudios en Praga en el año 1993.

La misiva llegó a su buzón hace apenas unos días, tras precisar tres lustros para recorrer los 620 kilómetros que separan las dos capitales europeas.

El joven, que hoy tiene 33 años, se auto envió la postal con las firmas de sus compañeros de estudios y quedó sorprendido al recibirla sólo ahora.

Tanto, que en un principio pensó que sus ex compañeros habían vuelto a Praga para festejar el decimoquinto aniversario de aquel viaje e incluso se mostró extrañado de no haber sido invitado.

"Tal vez al cartero le gustó la foto de la chica desnuda que muestra la postal y se la guardó o quizás no halló mi casa, ya que me olvidé de poner el número en la dirección", declaró al rotativo.

Fuente: http://espanol.news.yahoo.com/s/14012009/54/n-entertain-postal-llega-destinatario-15-despues.html

Asterión dijo...

Ya es oficial: esta entrada sobre la pintura de Crístofer Arias, demuestra la buena salud de que goza su pintura en el extranjero; además, ha roto récords de visitas y comentarios. Un brindis por eso y por sus cuadros.

Toda mi vida la esperanza es que él tenga éxito. Con un cuadro vendido por mes, no tendría de qué precouparme nunca más. Ojalá venda alguno algún día, por lo menos para gozar un mes.

Luis y Carolina: gracias por su constancia durante toda esta celebración. Realmente aguantan ustedes, a pesar del licor adulterado (no como Víctor, que se tomó uno y cayó dormido).

Gracias en general a todos los que se han asomado hoy por aquí, sea para vacilar o para lo que sea.

Saludos y ahora sí me desconecto para ir a celebrar en "forma y tiempo real".*

Cualquier otro mensaje, hasta mañana. Y otra cosa, no hagan mucho desorden y recojan un poco.

* Nota para mí mismo y para los demás: ¿Y quien dice que no ha sido esta la verdadera y válida celebración?

Gustavo Valle dijo...

Epa, tocayo, feliz cumpleaños! Güisqui adulterado, eso suena bien, suena a cuando yo traficaba con esos caldos, !ah tiempos aquellos de la juventud! Por cierto, tengo alguna rama familiar medio Tica, aunque no exactamente, es decir, mi vieja es de Granada, pero como su padre era disidente del Tacho Somoza (del primero), vivieron escondidos mucho tiempo en un pueblito fronterizo de Costa Rica, tan fronterizo era el pueblito que se llamaba Los mojones. En fin, cuentos de forajidos.
Saludos!

Asterión dijo...

Gustavo: gracias por la visita. Ayer Carolina te estuvo esperando por aquí. Ya hoy creo que se acabó el guaro (a menos que tengás un garrafón de tus buenos tiempos), y lo peor es que no recogieron nada y me dejaron un desorden.

Vaya con esa historia familiar. Digna de un relato o una novela. Así que algo más que compartimos.

Saludos.

J.P dijo...

Saludos, Gustavo, paso por acá y te cuento que he vuelto a este mundo cibernético, espero recibir tus valiosas visitas.

Asterión dijo...

J.P.: pues qué bueno y de seguro ahí estaré.

Saludos.

Víctor dijo...

A todos los invitados:

Carolina: yo me pierdo una vez que he cumplido mi papel en estas reuniones: encender el candelero. Pero yo no compré el whiskey adulterado, sino que segui un procedimiento análogo al de Luis con los libros: lo compré y lo mezclé para que rindiera.

Gustavo: mi fecha es 7 de enero, así que me salvé, aunque confieso que Luis se acordó y me envió respectivas felicitaciones, pero ya todos adivinarán que no recibí ninguno de sus libros.

Yo no me quedé dormido, es que la gripe todavía me tiene en horario intermitente, y además el whiskey me cayó mal.

Con respecto a los carteros, no hablen mal de ellos, que siempre, como dijo Jack Nicholson, el cartero llama dos veces, o como mejor lo expresó Lacan, la carta siempre llega a su destino -aunque todos Uds. parecen concordar con la crítica de Derrida.

Finalmente, para menor desagravio de Luis, yo fui el receptor hace muchos años de unos de sus primeros libros autografiados. Aclaro, sin embargo -y no tengo por qué sabotear tajantemente nuestro linchamiento de Luis, no Lluis-, que fue en persona y tras largas negociaciones.

Gustavo, los Eagles de Filadelfia perdieron el campeonato. Definitivamente, hay un karma entre nuestros equipos y los blogs.

Espero que tu celebración no virtual haya sido de lo mejor.

Asterión dijo...

Víctor: bueno, pues felicidades por el 7 de enero y gracias por hacer rendir el guaro.

En cuanto a nuestros equipos, ni modo; aunque ya el domingo Alajuela empezó medio bien.

Saludos.