Dos poemas de Máinor González Calvo

Postmodernismo II

Vivimos desatados, compungidos, auscultados. Nos da miedo la piedra fría que nos lanzan desde el otro lado de la corrección. Nos impiden las escaleras diáfanas, pero nos dan un futuro en donde se puede vislumbrar solamente la carretera. Vivimos sin fuego, apegados al dulce del presente como moscas infantiles. Ya no sirven las protestas, las pancartas, los motines. Nos han quitado la revolución como se quitan los gusanos de un árbol disecado. No tenemos armonía, pero sí muchos espejismos para amarrar lo imposible. Soñamos con la luz del día, mientras la noche es un ventilador apagado en el desierto. No sufrimos por la oferta, pero sí nos duele el hecho de tener que comerciar con la nostalgia y cabalgar sobre el aire de la ceguera. Nos han trasquilado la luz, nos han roto el bebedizo. No hay conjuros contras los débiles, solo mantas y estorbos para los serviles. Se ha destazado a la esperanza y ya no luce como un cristo imperecedero, sino como un sobreviviente que exhibe sus harapos como si fuesen medallas. Ya nos han hecho bombardear las huellas y sucumbir ante los hechos. Ahora nosotros estamos seguros, con los dos pies a la deriva.

De Prosas antropófogas, p. 22

Visión del flâneur*

Toda ciudad se construye de mitos
de ficciones
de espejos reticentes a transmitir su propia imagen
toda ciudad edifica sus cimientos sobre el vacío
la soledad
el desarraigo
y sus creaciones deambulan por sus venas
creyendo en historias disolubles
y añorando ser parte sustancial
de un pasado dudoso y quebradizo
porque toda ciudad
habita en el infierno y la codicia
en los manjares y el desperdicio
toda vestimenta de metal
surge del fondo de las vías insensibles
del hambre tenaz de los desamparados
de la intemperie amarga como el invierno
toda construcción de asfalto
adobada por millones de seres sin mesura
funda sus caminos sobre estatuas y pliegues sospechosos
y es capaz de abolir cualquier discrepancia
cualquier grito de incipiente rebeldía
porque toda ciudad
conmina a la farsa de sus ciudadanos
y arrulla suavemente con su rostro macilento
los despliegues momentáneos de la vida insatisfecha.

De Esbozos de un citadino cualquiera, p. 19
  • En su versión original, los versos se organizan sobre la página de modo diferente, pero por mi incapacidad para domar el blog, no he podido transcribirlo tal cual.
Máinor González Calvo (San José, 1974). Poeta, filólogo y profesor. Estudió Filología Española en la Universidad de Costa Rica (UCR). Desde los años noventas ha ejercido la docencia y actualmente se desempeña como profesor en la Escuela de Estudios Generales de la UCR, sede de Guanacaste. Formó parte del Taller Literario Francisco Zúñiga Díaz. Ha publicado cinco poemarios: Calvarios y catarsis (San José: Ediciones del Taller Literario Francisco Zúñiga Díaz, 1997), La sombra inconclusa (San José: Ediciones del Taller Literario Francisco Zúñiga Díaz, 1998), Poemas para mentir y especular (San José: Ediciones del Taller Literario Francisco Zúñiga Díaz, 2001), Prosas antropófogas (San José: Ediciones Perro Azul, 2005) y Esbozos de un citadino cualquiera (San José: Ediciones Perro Azul, 2008).

Comentarios

Germán Hernández ha dicho que…
Notable!!!

Hay una hermosa musicalidad y calidez en la poesía de Minor, una sensualidad inesperada en cada imagen y el hilo invisible que las une...

Apesar del tono amargo hay una noble dulzura, una vibración, un deseo de seguir soñando.

Gracias Gustavo, Gracias Minor
Jairo Rojas ha dicho que…
El primer poema deja cierta turbación. Son esas líneas, como gritos, que una vez que lees te invitan a abrir los ojos, a incorporarse y a mover los manos como si algo grave pasara. Es como un golpe esperando reacción. Igual sucede con el texto de la ciudad, ese marco donde vivimos y nos marca, esa construcción que nos ayuda o nos hunde.
Alexánder Obando ha dicho que…
Muy tuanis, pero la poesía de Mánor siempre me deja un sabor extraño en la boca. No importa cuanto la haya disfrutado, invariablemente me queda la resaca de que pudo trabajrse más.
Asterión ha dicho que…
Germán: repasaba esta mañana "Calvarios y catarsis", de aquellos libritos del Café, y lo que llama la atención es el potencial de esta gente. Incluso, leía la nota introductoria de Trejos, y hasta ahí se nota que iban por buen camino, aunque han sido tentados muchas veces por la moda.

Jairo: ciertamente esa es la atmósfera del libro "Esbozo de un citadino cualquiera", de donde he tomado estos poemas.

Álex: concuerdo con vos en que hay textos de Máinor que podrían haberse trabajado más. En mi escogencia, considero que estos, junto con otros tres, son los más acabados.

Saludos a los tres y gracias por pasar en vísperas de año nuevo.
Anónimo ha dicho que…
para vos que putas es
tentados por la moda?

por ejemplo tener un blog esta de moda
Asterión ha dicho que…
Estimadísimo Anónimo, hace rato no venías por aquí, y bastante falta que hacés, porque siempre es divertido leer tus invectivas.

Nota: si sos otro Anónimo, me disculpo de antemano.

Sobre tu inquietd, puedo decirte que "tentados por la moda" es escribir como vos lo hacés, porque en español estándar, una pregunta sencilla como la tuya, debió escribirse como sigue:

¿Para vos qué putas es "tentados por la moda"?

Por ejemplo, tener un blog está de moda.

Nota 2: blog debería estar en cursiva, pero no domino el blog.

Además, lamento desilusionarte, pero según una serie de revistas especializadas y demás, pareciera que los blogs ya no están de moda, pues la novedad es Twitter.

Como ves, sigo siendo un desfasado, anacrónico sin remedio.

También, llama la atención que te hayás venido para esta entrada, donde probablemente no muchos leerán. ¿Por qué no dejar tu comentario en la primera entrada o en aquellas donde he hablado de los "problemas de la moda"

Un abrazo fraternal,

Gustavo Solórzano Alfaro

P. D. Todavía duele, ¿verdad?
Anónimo ha dicho que…
pues no
yo soy otro anonimo

sobre la moda
cito a calle 13

yo se que yo soy la fucking moda

intuyo que no estar a la moda implica escribir como lo haces vos
a mi estas discuciones cuasi

intelectuales de lo que es y no es poesia me aburren un poco

creo que el trabajo de mainor y alfredo es uno de los mas firmes como propuesta de los ultimos años

no me parece que se hayan visto tentados por la moda


eso sin mencionar a jorge arturo porque por alguna razon
estos bloguers criticos

ni siquiera se atreven con enfin
y respondiendo a tu pregunta

no
no me duele
Asterión ha dicho que…
Apreciadísimo Anónimo:

Me disculpo de nuevo por confundirte con el otro Anónimo. Más bien, bienvenido al sitio y gracias por tus visitas y tu interés.

Calle 13, interesante fuente de reflexión.

¿Y cómo escribo yo?

Si te aburren discusiones que considerás cuasi intelectuales, no sé por qué las leés o comentás.

Nota: ¿Qué les falta para ser completamente intelectuales?

Ahora bien, no sé quién está discutiendo sobre qué es poesía o qué no lo es. Aquí nadie se ha referido a semejante asunto.

Respeto y aprecio el trabajo de Máinor y de Alfredo. Creo que eso se nota, ¿no? Aquí nadie, ni los comentaristas ni mi persona hemos insiunado siquiera lo contrario. Por alguna razón me tomé el tiempo para poner dos textos de Máinor y una reseña. Por eso está incluido en esta primera etapa de una muestra de poesía tica, por su seriedad y constancia. Igualmente, Alfredo es muy talentoso y formará parte de una futura segunda etapa (mero asunto cronológico).

¿Y por qué no mencionás vos a Jorge Arturo? ¿Por qué no hacés un blog para él? Me parece muy válido. También, si querés hacer una para José Pablo, Carlos José, Jorge Eduardo o cualquier otro con nombre compuesto y sin apellido?

¡Y qué casualidad! Mientras escribías esto hoy por la tarde, Jorge Arturo estaba al lado revisando su último libro.

Preguntas:

1. ¿Quiénes son "estos bloguers críticos"?
2. ¿Qué significa "ni siquiera se atreven con enfin"?
3. ¿Qué es lo que no te duele?

Un abrazo.

Gustavo Solórzano Alfaro

Entradas populares