15 nov. 2008

Un poema de Ezra Pound, a propósito de...

Para continuar con el problema, dos escritores nicaraguenses, que probablemente se sentían como Pound ante Whitman, traducen al primero, il miglior fabro (dice Cardenal a través de Dante).

Un pacto

Haré un pacto contigo, Walt Whitman–
Te he detestado ya bastante.
Vengo a ti como un niño crecido
Que ha tenido un padre testarudo;
Ya tengo edad de hacer amigos.
Fuiste tú el que cortaste la madera,
Ya es tiempo ahora de labrar.
Tenemos la misma savia y la misma raíz–
Haya comercio, pues, entre nosotros.

En: Ezra Pound, Antología (1983) (José Coronel Urtecho y Ernesto Cardenal, traductores), Madrid: Visor Libros, p. 21.

8 comentarios:

Alexánder Obando dijo...

Asterión, un poema no típico de Pound. La filigrana intelectual y la economía de recursos, tan usuales en él, no aparecen mucho aquí. Pero no digo que sea un mal poema, al contario. Es resfrescante ver a Pound en otra modalidad, digamos, un poco más cercano a lo que se vendría en poesía gringa unos 30 años después.

La frase "il miglior fabbro" es, efectibvamente, del Dante, pero no creo que Cardenal la obtuviera de fuente primaria. LA TIEERA BALDÍA de Eliot está dedicada a Pound y dice (cito de memoria):
"For Ezra Pound, il miglior fabbro"

Un abrazo.

Asterión dijo...

Sin embargo, Escato, el poema es muy "económico". Tanto así que pensé en hacer una traducción, pero vi que no quitaba ni agregaba mayor cosa (a menos que me lanzara en caída libre).

Tenés razón con lo de la cita (¡qué grande "La tierra baldía"!), pero en el prólogo de esta antología, Cardenal pone como epígrafe el terceto de la "Comedia" ("Purgatorio, canto XXVI).

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Tiene razón Álex; este no es el típico Pound. Pero sí es muy Pound en el sentido de que él siempre sabía muy bien lo que estaba diciendo. El gesto de escribir este poema es... bueno, una lección intelectual.

Purgatorio XXVI (117)-"fu miglior fabbro del parlar materno"- es de donde tomó Eliot la frase, que se ha vuelto casi un segundo apellido de Pound por la dedicatoria de La Tierra Baldía. La leyenda cuenta que Eliot la introdujo como agradecimiento a Pound por haber corregido y mejorado su poema, que era bastante flácido, indeterminado y antisemita en la versión original de Eliot.

De nuevo, uno no puede decir que Pound no supiera lo que estaba haciendo/diciendo... Y como dije en otra ocasión, Pound es el único que realmente se merece aquello de "traduttore traditore."

Asterión dijo...

Por el tema, uno podría asumir que es un poema temprano (aunque no tengo mayores datos); una especie de "documento conciliador", previo a los cantos.

Efectivamente, Gustavo, Pound fue una especie de orfebre de esa tierra. Recuerdo que cuando leí "La tierra baldía", aparte de que me gustó el texto; me entró una fiebre por querer hacer lo mismo con los poemas de otros (afortunadamente, creo, he ido aprendiendo a hacerlo con los propios).

Por otro lado, es curioso cómo Pound y Eliot siempre se entrecruzan de una u otra forma, como aquí.

Me llama la atención, además, que Pound considerara que en "La tierra..." había rasgos antisemitas, cuando tengo entendido que el antisemita, aparentemente, era él.

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

El poema, Tavo, es de 1913. Ya en 1909 Pound había escrito un ensayo personal sobre Whitman. Aquí hay algunas visiones sobre este poema: http://www.english.uiuc.edu/maps/poets/m_r/pound/pact.htm

La razón por la que Pound editó las partes abiertamente antisemitas de The Waste Land no fue que las censurara, sino que no le parecieron "políticamente correctas" en el momento. Lo que quedó de antisemitismo en el poema fue una casi jocosa nota sobre un tal Señor Eugénides, "comerciante de Smirna", quien invita al señor Eliot a un fin de semana en el Metrople (The Fire Sermon, vv. 207-214), lo cual indica claramente la homosexualidad de Eugénides. Por lo demás, las actitudes de Pound y de Eliot al respecto son muy conocidas, con la diferencia de que Eliot supo disimular un poco mejor.

¿Viste para todo lo que da un poemita tan breve?

Asterión dijo...

Claro, Tavo, da para eso y mucho más. Recordemos nada más el "Odi et amo" de Catulo.

Además, se relaciona en todo sentido con el asunto del padre, y Pound como que tenía bastantes "issues" con el suyo, dirían por allá. También, con algo que hemos venido señalando en algunos posts y blogs, sobre lo "políticamente correcto", lo cual no deja de resultar irónico, viniendo de Pound.

Gracias por los datos. Entonces, estaba en lo cierto al asumir que este poema era previo a los cantos. En 1909, con veinticuatro años, reniega de Whitman, y luego, con solo 28, empieza a reconciliarse.

Luis Moreno Villamediana dijo...

Gustavo:

Hay momentos de esa traducción que no me convencen del todo. Creo que, por ejemplo, queda mejor “ya te he detestado bastante”, en vez de la elección de Coronel Urtecho y Cardenal, que parece un poco sorda (no sugiero que los poemas de Pound sean modelos de dicción, pero tampoco es adecuado suponer que tenía una viga en el oído). Igualmente me puedo imaginar que el verso “I am old enough now to make friends” lo que dice es más específicamente “ya soy bastante viejo para hacer las paces” (cuando uno dice “let’s make friends” está pidiéndole a alguien una tregua). Visto desde este punto de vista, ésa es la esencia del pacto, y se vincula con el verso final: “Haya comercio, pues, entre nosotros”. “Fuiste tú el que cortaste la madera” también chapotea un poco: ¿qué hay de malo en “Fuiste tú quien cortó la madera” (a lo que yo agregaría: “más nueva”)? En fin: creo que no estaría nada mal que nos dieras también tu traducción.

La carrera de Pound fue muy larga y variada, por eso no me atrevería a señalar cuál de todos sus instantes es el típico suyo. De sus sextinas, inspiradas/traducidas/copiadas de Arnaut Daniel (“il miglior fabbro” original), pasando por su contenida y económica (¿minimalista?) etapa imaginista (imagist), hasta llegar a la desmesura, digamos, de los Cantos, esa capacidad de no establecerse en la rigidez de una poética resulta admirable.

Por otro lado, hay un notabilísimo registro de todo lo que hizo Pound por “La tierra baldía”: lo he tenido en las manos, se llama “The Waste Land: A Facsimile and Transcript of the Original Drafts Including the Annotations of Ezra Pound”. A simple vista, los tachones de Pound te llegan a doler, pero al recordar el poema que resultó de tamaña operación sólo puedes terminar agradecido. (El año pasado hubo una polémica sobre otro, más recóndito, trabajo de edición: se ha comprobado que mucho del estilo que grandemente se admira en Raymond Carver se le debe al editor Gordon Lish, que fue más allá del trabajo normal de alguien en una posición como la suya.)

Sobre el anti-semitismo de Eliot: alguna vez tuve la suerte de asistir a una lectura de poesía de Roger Kamenetz, judío, profesor en Louisiana State University. Allí leyó un texto muy bueno y divertido sobre T. S., “The Lower Case Jew”. El poema es como el juicio de Eliot ante “la corte rabínica del cielo judío”; de esos versos y de muchas otras opiniones se deriva que en efecto Eliot tenía esa mancha en su expediente. (El poema de Kamenetz se puede leer aquí: http://www.corpse.org/archives/issue_11/poesy/kamenetz.html)

Maamkio.

Asterión dijo...

Luis, concuerdo con tus impresiones sobre la traducción. Hay detalles que quedaron por fuera, y uno podría asumir que se debe a la libertad de todo traductor; pero como dije en otro comentario, los recursos están tan economizados, que no vale la pena dejar ciertas cosas de lado.

Además de lo que señalás, la palabra "labrar" no me convence: prefiero "tallar".

La obra de Pound es, efectivamente, muy amplia, y a lo mejor, cuando uno no la conoce toda, como yo, asume como su estilo, su marca, los cantos.

En cuanto al tema de la edición, sería interesantísimo ver ese texto que mencionás, no solo por su valor historigoráfico, sino que imgagino que sería toda una lección de poética.

Además, la labor del editor (aquí viene la cuña, jeje), al menos en Costa Rica, no es muy bien entendida, porque no hay editores como tal, no hay esa carrera, uno se forma empíricamente; y no hay nada de malo en eso, pero al mercado editorial le cuesta entenderlo. Aquí piensan que editor es el diseñador gráfico y pare de contar.

Gracias por la referencia del poema (que sería todo un reto de traducción, como "La tierra baldía").