21 nov. 2008

Presagio

No acostumbro
desnudarme frente a otros.
Solamente cuando el rigor
y la disciplina lo imponen
sé que puedo ser sadomasoquista.
Frente a vos,
mi niña de luto,
mi naranjo roto
y mi espejo intermitente,
beso el espacio
que tus piernas han dejado,
me sueño poeta
y caigo adolorido.
Y apenas el musgo sube por mi espalda
sé que es momento de regresar.
Las llagas,
los minutos,
las señales de la tarde,
los enigmas y sus muertes
son máscaras pequeñas
que habitan mi pasado.
Hoy, sabré por fin si has muerto.





  • URL de la imagen

11 comentarios:

alejandra dijo...

el ave de los sueños,
en la noche larga y eterna.
el soplo de un gemido,
que escapa dentro de la boca.

el deseo de las almas,
que celebran encuentros.
el roce divino
de no se qué misterio.

un nombre en el pensamiento.
desnudo,
pulcro,

Asterión dijo...

Alejandra, al fin te decidiste. Pues bienvenida. Muy bien por eso y gracias por tu "comentario".

Saludos.

janfiloso dijo...

Bueno, bien por los dos.

Asterión dijo...

Gracias, Janfiloso.

Por cierto, ¿tenés blog o página o algo así?

janfiloso dijo...

No, Asterión, no tengo ni quiero tener. Soy un voyeur navegando en el eter. Gozo con las cosas buenas que hacen los demás y mi alma se conforma con eso y algunas travesuras que me permiten a veces mis amables y por demás generosos anfitriones.

Anónimo dijo...

Hacía bastante tiempo no "escuchaba" tu poesía. Felicidades (tardías) por tu segundo libro.

Monse.

Asterión dijo...

Hola, Monse:

Gracias por acordarte y pasar a visitar.

Saludos.

Anónimo dijo...

Es un poema que complace tanto a los que prefieren los poemas adjetivados, floridos, un poco más extensos, como a los que les agrada la síntesis. Un recurso económico para lograr ambos estilos.

Monse.

Asterión dijo...

No había previsto esa lectura (claro, y tampoco se debe ni se puede), aunque no sé si comparta el concepto "florido", jeje.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Florido como "adj. Dicho del lenguaje o del estilo: Amena y profusamente exornado de galas retóricas"...

Mon.

Asterión dijo...

Precisamente, me parece un poema muy económico, para nada "ameno y profusamente exornado de galas retóricas".

Claro, para mí es económico, tan acostumbrado a poemas de 100 versos.

En las entradas anteriores hay uno que se llama "Retrato (del artista adolescente)". Me gustaría saber qué pensás.