Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cuatro poemas de Cristopher Montero Corrales

© Patricia Frencia



La verdad es difícil de aceptar
Mi hermano es tartamudo, sueña con ser filólogo pero no lo logra, y
como pena le da estudia cualquier cosa, como antropología.
¿A qué le teme? —digo, con sus cuatro carreras— ¿Por qué su anhelo no?
comprendí que no es miedo a tropezarse hablando, y que nadie se debe forzar a confesar.
(p. 17)


Ni mi madre me regaña
Colgaba de una rama un feo enano, pálido, que molestaba al barrio.
Colgaba de una rama —¿Y quién lo subió? —se preguntaba la madre.
—Tal vez fui yo —declara Óscar, el flaco. —Creo que fui yo —el gordo, Armando.
La madre miró al suelo: —Yo no le enseñé a hacer la cama y, con las sábanas, se ahorcó, esa mañana.
(p. 21)


Entradas más recientes

Cuatro poemas de Gustavo Arroyo

Críticas sobre "Nadie que esté feliz escribe"

Dos poemas de Mía Gallegos